Cosas que amo: Harry Potter

En algún momento tenía que escribir de esto así que aquí va. Afírmense.

Empecé a leer Harry Potter en 1998. Estaba de vacaciones y mi mamá me trajo los primeros dos libros, los que devoré en una tarde al sol. Le rogué a mi mamá para que al siguiente día me trajera el tercero, al que amé más que los dos anteriores juntos. El problema fue que el cuarto todavía no salía a la venta y la espera de meses se hizo eterna.

Mucha gente desestima esta saga porque es “para niños”. Yo nunca he estado de acuerdo y los defiendo como libros para todo tipo de lector. Claro, los niños se fijan en la magia y las amistades y lo entretenido de este mundo nuevo que JK Rowling creó en un café en Escocia; pero los más grandes pueden ver entre líneas un mundo complicado, abusivo, secreto y bajo una dictadura ausente que petrifica a la mayoría de los ciudadanos. A medida que va avanzando la historia, estas características se multiplican y ya al llegar al sexto o séptimo libro, los temas son tan oscuros, la guerra es tan real, que dudo que un niño pequeño pueda lidiar con el mensaje. Aunque sigue estando ahí.

Además del mundo creado por JK Rowling (Colegio, Ministerio, Pueblos, Tiendas, Juegos, Gobiernos), lo que más me atrajo fue la historia y los personajes. Harry es un niño huérfano que vive con sus tíos, quienes  abusan de él todo el santo día. Harry está ahí porque sus padres fueron asesinados, pero él no lo sabe; no sabe que fue arrastrado del mundo al que pertenecía, sacado de su hogar verdadero para ir a vivir con un par de snobs que reniegan de la magia, ni siquiera lo alimentan y lo tratan pésimo. Harry está obligado a aguantar, no tiene adónde más ir y sólo ahí estará protegido del mago más malo de todos los tiempos, quien desapareció al intentar matar a Harry.

Ya descubriendo su verdadero origen, Harry va a Hogwarts y ahí comienzan sus aventuras. Verlo crecer, desarrollar caracter, pasar por su época emo, enamorarse, convertirse en un hombre valiente capaz de sacrificarlo todo por el bien de la comunidad que es su hogar, es emocionante y terrible a la vez. JK Rowling te hace parte de su mundo, a medida que Harry entra a él, nosotros también, descubriendo, preguntando, odiando y amando. Harry es un adolescente pero tiene el peso del mundo mágico sobre sus hombros. Es un héroe de tomo y lomo, entonces uno sufre con él, quiere que le vaya bien, que no sea jetón y tome las decisiones equivocadas.

Mi libro favorito es el tercero, Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. Creo que aquí se marca la diferencia entre el “libro para niños” y el “libro para todos” que mencioné al principio. Este libro cambió la saga completa en apenas el tercer tomo. De pronto, TODO podía ser una pista para descubrir algún misterio, TODO detalle podía ser importante así que releer los otros libros para buscar esas pistas (existentes o inventadas) fue una de las cosas más entretenidas de hacer mientras esperábamos que saliera el cuarto título. ¿Por qué? Porque el final de este libro es uno de los mejores finales que he leído en mi vida, tanto así que creo que he leído los últimos 4 capítulos más veces que los 7 libros juntos. La revelación sobre Petter Pettigrew me dejó helada, sin poder creerlo y con un interés infernal en la generación anterior, en el papá de Harry y en sus amigos Merodeadores. Obsesión dentro de la obsesión. Esa onda.

Obviamente, hay personajes que me gustan más que otros. Le tengo cariño a Harry, inmenso, pero mi corazón le pertenece a Ron. Hay gente que lo odia y no lo entiendo/me da rabia. Ron es el corazón de la historia y lo adoro por eso, por ser la voz de la razón sin quererlo, por intentar ser mejor a pesar de tener CINCO hermanos mayores que ya han logrado todos los trofeos y felicitaciones posibles. No es fácil vivir con los Weasley, son muchos y llegan a ser abusivos a veces, pero Ron logra convertirse en un tipo maravilloso y ya, lo quiero para mí (aquí se me fue a las pailas el post, sorry).

La saga no ha sido sólo importante para mí como trabajo literario, porque he reído, llorado a mares y disfrutado desenredar los líos y misterios en él; sino que a nivel personal también. Hice amigos hablando de los libros, fui a todas las premieres de las películas disfrazada (sí, soy nerd y orgullosa), ñoñée de lo lindo inventando teorías con amigas reales y virtuales y, en resumen, es mi tema favorito a tratar donde sea.

Claro, ya no queda mucho que comentar pero por algo estoy escribiendo del tema acá, porque es importantísimo para mí y sí, todavía releo los libros casi todos los años y me vuelvo a emocionar cuando Harry pasa su primera noche en la Torre de Gryffindor; me mato de la risa con el comentario de Quidditch de Lee y luego de Luna, me enamoro y desamoro de Remus Lupin, aprecio a Dumbledore y después lo odio con furia, defiendo a muerte a Snape (nunca me di por vencida a pesar que todos decían que era malo maloso) y cuando se desata la guerra y Hogwarts es destruído, me duele en el pecho porque siento como si echaran abajo mi casa, mi hogar.

Recuerdo el momento exacto exacto en que comencé a leer los libros y el momento y lugar dónde los terminé. Acostada en mi cama, muy temprano, sin poder parar de leer pero queriendo con toda mi alma que las páginas nunca dejaran de aparecer. Con un miedo feroz que le pasara algo a Ron, haciendo trampa y mirando a cada rato unas páginas más adelante sólo para saber si seguía vivo; cerrando el libro con furia cuando cierto personaje aparecía mencionado (me niego a nombrarla), riéndome con los gemelos y, sobre todo, llorando como condenada cuando terminé el epílogo y cerré el libro. El agujero en el estómago, en la guata, en el pecho fue enorme y ahí me quedé, abrazada a ese monstruo de 700 páginas, sin poder ver a través de las lágrimas. En mi vida había sentido un vacío tan, tan grande.

Podrán pensar que soy ñoña, infantil, lo que sea, pero es verdad lo que he escuchado muchas veces: si no han leído los libros, nunca van a entender de qué hablo ni lo que termina uno sintiendo por ellos. Así que dénles una oportunidad, en el tercero se pone increíble y de ahí no para de sorprender. Créanme. Ya empecé a leer el primero otra vez.

16 comentarios sobre “Cosas que amo: Harry Potter

  1. Qué heavy, me sentí demasiado interpretado leyendo esto, aunque yo empecé a esperar las entregas después del 4to. Le voy a mostrar este post a todos los escépticos de Harry Potter que pueda. Si no lo leen después de eso, recién ahí los dejaré ir.

    Me gusta

  2. Potter forever! 😀
    Claro que nunca entendi porque te cae tan mal ella. O porque amabas a snape. A mi aun me cae mal. Es un bully.
    Pero esa es la gracia, la interpretacion personal, el discutir diez mil teorias,etc.

    Realmente son adictivos, ahora mis sobrinos estan obsesionados y mi madre finalmente se puso a leerlos y no los puede soltar

    Me gusta

    1. Felicidades a tu familia. Como que siento envidia cuando la gente empieza a leer los libros. Es como “no saben nada, se van a sorprender tanto!” y me dan ganas de no haberlos leído y empezar recién.

      Me encanta discutir de esto así que aquí voy:
      Ella, la innombrable, me carga porque la escribieron casi como para ser el comic relief femenino del libro. Se supone que es shuper cool y divertida y ups, choca con las cosas y wuajajá. No la soporto. Nunca la vemos haciendo nada que valga la pena, hasta el final; nunca la vimos usar sus poderes para nada que valiera la pena. Simplemente me daba la sensación de que debía gustarnos, debíamos quererla porque era súper increíblemente buena onda, pero a mi no me gusta que me digan a quien tengo que querer, me gusta que me nazca.

      Eso me pasa con Snape. Seguro, es un bully y un imbécil, pero es TAN buen personaje. Tu lees la palabra Snape en los libros y sabes de inmediato que algo bakán/importante/terrible va a pasar. Snape le aporta a la historia, siempre, y al ser una incógnita su alianza (aunque yo siempre juré que era bueno, siempre), lo hace aún más interesante. Por eso me gusta. Aunque siempre fue un pelotudo con Harry.

      Me gusta

  3. Probablemente si no fuera por Harry Potter, hoy no seguiríamos conversando… por el nos acercamos, nos arrancamos el día del estreno a las 11 de la mañana al cine mas cercano, aun recuerdo el chico de lentes que se parecía a Harry…jajaja

    Me gusta

  4. A esta altura Potter es casi un cromosoma más de nuestro ADN, parte de nuestra identidad y de todo. Creo que es difícil poner en palabras todo lo que significa para mi, porque por más que lo intente siento que no le hago justicia.
    Mis años en la universidad fueron mejores gracias a Potter, las conocí a ustedes…. es un link perpetuo con mi mamá, no se… tantas cosas que van más allá de las páginas… por eso pienso que si alguna vez tengo la suerte de conocer a la Rowling sólo le voy a dar las gracias. Nada más que decir.

    Me gusta

    1. Antes de que terminara la saga siempre me preguntaba qué le diría a JK Rowling si la viera. Siempre. Inventaba unas preguntas hiper locas y le pedía que escribiera sobre los Marauders. Pero cuando todo terminó quedé igual que tu, lo único que quisiera hacer es abrazarla (si me deja) y decirle gracias.

      En Leaky, le hice la misma pregunta a Mark, si se encontrara con ella qué le diría y como que se volvió loco intentando decidir su respuesta, pero al final, también terminó en el agradecimiento. Es que no queda nada más que decir, sólo Gracias.

      Me gusta

  5. Te pasaste. Excelente post, que emocionante leerlo! Te juro que me pusiste la piel de gallina y me emocioné. Me dieron ganas de ser chica de nuevo y tener todo el tiempo del mundo para leerlos de nuevo, aunque al igual que tu, los he leído muchas veces.

    Y también me acuerdo de la primera vez que lo lei y cuando termine el ultimo libro. Era super chica y me cargaba leer, hasta que un día encontré el maravilloso primer libro en un mueble y me lo lei entero en una tarde, el libro lo había comprado mi mama para mi hermano, que hace poco había aprendido a leer, cuando me vio que lei un libro en una tarde casi lloró y esperaba conmigo que salgan los demás libros, mi abuelita también y me los compraban y yo los leía toda desesperada haha. Y el ultimo libro me lo regalo el ultimo pololo que tuve, apenas salió me lo compro y bueno…..a ese libro le falta la primera página te diré haha. Donde la gente siempre te escribe dedicatorias. Y justo tenía que viajar y me fui leyendolo en el tren….y cuando llegue a Santiago me faltaba poco, lei desesperada el resto en el metro y no alcance a terminar, me quería morir! Llegue corriendo a mi depto, tire la maleta en el piso y ahí de pie frente a la puerta de entrada lei las ultimas páginas que me quedaban, cuático, yo también sentí ese vacío cuando ya había terminado todo 😦

    Me gusta

  6. Hola, es primera vez que paso a escribirte (empecé a leerte hace poquito) y no podía dejar de comentar este post ..
    Yo también recuerdo la primera vez que tomé un libro .. fue el 4° porque mi mamá leyó sobre los libros en una revista y pensó que me gustaría y compró el que encontró no más .. después mi abuela me regaló el tercero y después el primero y el segundo .. eso fue el año 2001 .. recuerdo que no podía soltarlos!! No podía dejar de leer .. después los empezó mi hermana y también se hizo adicta .. la espera de cada uno de los libros se me hizo eterna!! =S también los he leído muchísimas veces y me rio y lloro a cada momento ..
    Aunque debo reconocer que las películas no me gustan .. vi la 1a y la 2a y hasta ahí no más quedé porque encontré que cambiaban mucho el desarrollo de la historia .. así que prefiero imaginarme todo dentro de mi cabeza ..

    Saludos!!

    Me gusta

    1. Hola! Gracias por comentar 🙂

      Oye pero qué difícil debió ser empezar en el 4to libro y de ahí ir retrocediendo. Como que pienso en la trama y el desarrollo de personajes y me da dolor de cabeza! Te felicito por el esfuerzo.

      Ah, en eso estamos de acuerdo. Quizás después escriba sobre las películas porque son tema aparte. Yo no las odio pero tuve mala experiencia con ellas, jaja. Igual iba disfrazada a todas las premieres porque nada más entrete que juntarse con los otros fans a gritar como loca cuando salía el logo de la WB y empezaba a sonar la musiquita. 🙂

      Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s