Series: Doctor Who (Parte I)

Hay pocas series que me emocionan tanto como Doctor Who. Cada semana que sale un episodio nuevo, corro a bajarlo porque sé que el viaje va a ser entretenido y disfruto cada capítulo como si fuera el último. Veo muchas otras series, pero cuando Doctor Who está al aire, son semanas en que es la que más disfruto.

Doctor Who es una serie británica de ciencia ficción que comenzó en los años 60. La premisa es la siguiente: el último de los Lords del Tiempo viaja por el mundo en una caseta de policía, un dispositivo especial llamado TARDIS que no sólo le permite viajar a través del tiempo sino que también a otros planetas, galaxias, dimensiones, espacios. En el camino invita a gente a viajar con él, esos son los acompañantes, y con ellos tiene aventuras y salva al mundo. Muchas veces.

El programa ha logrado mantenerse en el tiempo cambiando a los actores protagonistas, gracias a que el Doctor es inmortal y, en determinados momentos, se regenera y, por lo tanto, empieza a vivir de nuevo en un cuerpo diferente. El primer Doctor era un caballero canoso con pinta de abuelito, lo que funcionaba perfecto para la época, considerando que el programa fue ideado como un show para niños.

La serie tuvo 26 temporadas de lo que ahora se conoce como “el viejo Who”, entre 1963 y 1989, en las que el Doctor pasó por cinco regeneraciones. Ahí se escribió la base de la historia, donde el Doctor lucha con malos malosos y hace amigos inolvidables. En 1996, la BBC hizo una película para televisión con un sexto Doctor (Patrick McGann), algo más moderno y bastante más joven que sus antecesores. Hasta que en 2005, la misma cadena decidió ordenar una serie nueva, la que continúa siendo emitida hasta hoy. Este es el Nuevo Who.

Como es casi imposible conseguir todos los episodios antiguos (se puede pero qué lata), empezamos a revisar la serie desde el Nuevo Who. Yo vi la película del 96, porque me gusta el actor que hace del Doctor, y es bien mala pero sigue teniendo ese encanto que supone tener el programa y, por sobre todo, el Doctor. Si pueden encontrarla, se las recomiendo igual.

Después de toooooda esa explicación, les cuento cómo empieza la nueva serie. Hay mucho que cubrir, así que quienes ya la conocen lo van a pasar regio leyendo las tres partes que tiene este post, cada uno para un Doctor Nuevo. Intentaré no incluir spoilers de puntos importantes de la trama, pero si hay regeración, ya saben lo que pasa, la cuestión es cómo. O sea, yo la vería igual. Empecemos.

El Doctor, conocido como Nine (por ser la novena encarnación del personaje), llega a Londres a salvar a Rose Tyler, una joven que es perseguida por maniquíes vivientes que quieren invadir la ciudad. Nine y Rose hacen tan buenas migas que la invita a viajar con él, prometiéndole que la devolverá a su casa cuando ella se lo pida. Así van a otros planetas, conocen extraterestres de todos los tipos, van a otros tiempos y vuelven a la Tierra varias veces, ya que el Doctor tiene una debilidad por nuestro planeta, ama a los humanos y siempre vuelve a visitarlos.

El Doctor es un extraterrestre, del Planeta Gallifrey, el que fue destruido tras una guerra en la que también desaparecieron sus enemigos naturales, los Dalek, unas desagradables máquinas que en esta época dan cero miedo pero que causaron terror en los 60, cuando se estrenó la serie. En serio, son tan antipáticos, los odio (los pueden ver en la foto de arriba, debajo del Doctor).

Con la culpabilidad a cuestas, Nine es un Doctor más bien melancólico, que intenta lidiar con su soledad y el hecho de ser el último de su especie. También es inteligentísimo y nunca utiliza la violencia para derrotar a sus enemigos o al malo de turno. Esa es la esencia y el mensaje del Doctor, siempre intentar razonar con otras especies antes de utilizar otros métodos, pero nunca la violencia.

Bajo ese exterior medio tristón, el Doctor se empapa de la juventud y el optimismo de Rose, a quien le muestra una infinidad de mundos diferentes, lugares que ella jamás imaginó, formando una amistad tan poderosa que puede hasta prevenir el apocalipsis. Al menos a eso llega el final de la primera serie y para saber si lo logran tienen que verla. Ja.

La primera serie del nuevo Who incluye actuaciones secundarias de actores cercanos a mi corazón, como Simon Pegg que sale en la foto de arriba todo paliducho. También aparece el Capitán Jack Harkness, otro misterioso hombre inmortal pero de una especie distinta a la del Doctor y que viaja con él y con Rose por un par de capítulos. Jack es un espía del siglo 51 y se hizo tan popular que terminó protagonizando su propia serie, Torchwood, en lo que sería el primer spin-off del nuevo Who.

A modo de resumen, para entusiasmarlos, puedo contarles que esta serie incluye viajes al Titanic, el asesinato de JFK, el Japón medieval y una futura Londres donde el tiempo se ha detenido. Las posibilidades de resolución son innumerables, uno nunca sabe qué puede pasar y eso hace que la serie sea muy entretenida de ver.

Confieso que de las seis series que van del Nuevo Who, Nine es el que menos me gusta, pero igual puedo decirles que es una temporada muy entretenida. Son 13 episodios de una hora cada uno, donde uno sube a la TARDIS con el Doctor, Rose, Jack y otros personajes (Jackie, la mamá de Rose, que es un plato) y viaja por el universo. Claro, la serie comenzó siendo un proyecto para niños, pero es capaz de encantar a los grandes también. Todas las historias tienen distintas lecturas: a algunos les va a gustar más el aspecto científico y de ficción, mientras que a otros les importarán más las relaciones interpersonales de los personajes. La combinación de ambas hace de Doctor Who una serie para toda la familia, una historia completa disfrutable por todos.

Por eso se las recomiendo, para que si se deciden a verla, empiecen con Nine. La próxima semana les hablo de Ten. TAN TAN TAAAAN.

4 comentarios sobre “Series: Doctor Who (Parte I)

  1. Nine era mi favorito hasta que apareció Eleven, quien robó mi corazón. Matt Smith es demasiado perfecto para este papel. Nunca me gustó Ten, no pude enganchar con el. Rose me gustó, pero no la considero mi companion favorita. Esa fue Martha Jones. Aunque Amy está que le quita el puesto.

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s