5 sueños hechos realidad

Escribí esta lista hace tiempo, después de ver Once (suspira), recopilando cosas que nunca pensé que podría hacer y que logré realizar. Son casi todas ñoñas pero por eso son importantes. ¿Ok? Ok.

Nota: Incluye fotos de pésima calidad pero todas originales mías de mí. Eso.

En Edinburgo, donde JK Rowling escribió gran parte de Harry Potter. ¿Cómo no iba a ir a tomarme un tecito ahí?

05. Ir a Escocia

Ya sé que lo he mencionado como 567 veces pero está en la lista por algo. Siempre quise ir a Escocia. Desde que tengo memoria que me gusta el Reino Unido, el acento, Londres y la lluvia; hasta que vi un documental sobre las tradiciones del campo en Escocia y quedé marcando ocupado con el verde de las montañas. Ahí decidí que tenía que ir algún día porque no podía morirme sin ver verde de verdad. Y fui. Y lo amé. Quiero volver, ir más al norte, donde hay más verde y más campo y más lluvia. Y castillos. Ya volveré. Pronto.

No dejaron sacarme fotos con él pero igual le saqué hartas de no tan lejos.

04. Conocer a Darren Criss

Se habrán dado cuenta que soy hiper fangirl ashí y como el año pasado la obsesión número uno fue el musical de Harry Potter, me cuasi enamoré de Darren Criss. Es que igual es mino, ¿no? Me requetefascinó su Harry en el musical y el grupo entero que hizo ese trabajo ñoñístico. Como que quería puro ser amiga de ellos y tirar la talla y cantar canciones de Disney, jaja. Así que cuando supe que existía la posibilidad de viajar y de ir a un concierto de ellos en Miami, me aproveché del pánico, saqué cuentas y fui. A pesar de la seguridad alrededor de esta gente, jaja, igual pude verlos a todos, sacarme fotos con la mayoría y verlos actuar en vivo. Canté a todo pulmón, me reí a carcajadas y lloré a mares cuando terminó la presentación. Nunca pensé que iba a poder verlos en vivo y considerando que la floja de Tori Amos no viene a Chile, ya me hice la idea de que nunca jamás la voy a ver en vivo, todos esos sentimientos que tenía guardados para ella flotaron hacia Criss. Tuvimos su minuto de coqueteo en 3D y fue top, jaja. Salí con autógrafo, sonrisa de oreja a oreja y un cartel de misión cumplida. Ya no me gusta tanto, pero lo pasé increíble y de eso nunca me voy a arrepentir.

Con mi onda hipstersupercoolcagadadecalor en Hogmeade.

03. Ir a Una Convención de Harry Potter

Se estrenaba la última película, era la última oportunidad real de vivir ese nivel de ñoñismo con gente igual o más fan que yo. En septiembre de 2010 descubrí que no eran tan loco ir a una convención de Harry Potter, en gringolandia, al lado del parque temático. Iba a matar como 4 pájaros de un tiro, tenía que aprovechar. Así que junté la plata y pagué mi entrada, conseguí quién me acompañara y partí a Orlando. Si yo fuera más sociable, hubiese sido épico, lo sé. Pero con mi timidez a cuestas igual lo pasé fantástico. Fui a charlas sobre distintos temas, vi gente disfrazada profesionalmente de tooooodos los personajes, todos con sus poleras, compré tonteras maravillosas, fui a un partido de Quidditch, vi a la gente del musical de Harry Potter (el número 4 de esta lista), fui a la presentación de los Potter Puppet Pals, a un podcast de Mugglenet, vi documentales, en fin. Estuve empapada de mi tema favorito de la vida durante una semana completa! Y las fiestas. Ay, las fiestas! Todas las noches conciertos distintos de bandas de Wizard Rock, bailar hasta que saliera el sol, para volver al otro día a hacer filas, porque se hacen hartas filas en las convenciones.

Obviamente, vimos la última película, todos disfrazados/con poleras, lloramos a mares y nos abrazamos al final. Fuimos al Parque Temático y entré a Hogwarts. A Hogwarts!! Claro que antes de Hogwarts, se pasa por Hogsmeade y cuando uno entra a Hogsmeade puede escuchar el tema central de las películas por altoparlantes y no me aguanté la emoción y rompí en lágrimas ahí mismo, frente a Ollivanders. Es que no podía creer que estaba ahí, en mi mothership, por fin! Me acuerdo y lloro. Pura felicidad.

19 de agosto de 2009. ¿Ven la distancia? *suspira*

02. Conocer a Neil Gaiman

Si soy ñoña por Harry Potter, soy más ñoña por Neil. Le amo. Quisiera poder vivir en su cerebro una hora, ver qué historias tiene dando vueltas ahí, cómo funciona su cabeza, cómo vive con ese pelo y qué tiene preparado para el futuro. Neil es el ejemplo más válido para poder yo explicar por qué me gusta o no alguien. Es gracioso, es talentosísimo, es creativo, es simpático, no es pretencioso, habla suavemente y es amable con todo el mundo. Me encanta. Cuando estuve en Escocia él fue a la Feria Internacional del Libro de Edinburgo así que,yo, ya en Glasgow, me devolví a verlo. Estuve en primera fila mientras él leía un capítulo de The Graveyard Book, embobada escuchando esa voz tranquila y maravillosa que tiene. Después, a la fila para que me firmara un libro y terminamos conversando ene. Le llevé un regalo, le encantó, me dio un beso en la mejilla y no me acuerdo qué más pasó. Quedé tan feliz, con el corazón tan llenito. Nunca había querido conocer a mi héroe, el constante miedo de que fuera un imbécil o unn pelmazo, pero superó todas mis expectativas. Todas. Más lindo, Neil.

FOTO NO ENCONTRADA. SORRY.

01. Grabar una canción

Siempre he sido entonada pero nunca he tenido una voz fantástica. No canto frente a otras personas porque me da verguenza (todavía), pero mientras estuve de intercambio en Canadá me relajé (jaja) y en algún momento perdí el miedo y cantaba siempre con mi amigo Mike. En realidad lo escuchaba harto a él tocar la guitarra y cantarme las canciones que escribía, hasta que me pidió que cantara una canción con él. Era de esas que yo llamo “canciones chiquititas” y me gustó harto, así que cuando Mike se decidió a arrendar un estudio y grabarla en serio, me temblaron las rodillas pero como de verdad quería hacerlo, me puse Gryffindor y fui. En mi vida había estado en un estudio de grabación, ninguno de los que participamos, y fue súper gracioso. Después de conectar los instrumentos, el grupo grabó dos canciones muy rápido y me tocó a mi. Tiritando entera, entré al estudio y canté. La habíamos practicado tantas veces que nos salió a la primera. Recuerdo haber vuelto a la residencia donde vivíamos y llorar a mares de pura felicidad, sentir que tenía el corazón tan lleno que iba a explotar y, al mismo tiempo, tener miedo a nunca jamás volver a sentir una felicidad así en mi vida. Llorar de felicidad con ataque de risa es de lo más loco que hay y me alegra poder decir que esta no fue la última vez que me pasó.

Eso es, hasta ahora, lo que completa la lista de Sueños Hechos Realidad. No son grandes sueños, no quiero la paz mundial ni derrotar a Perry, el Ornitorrinco. Aprendí a la mala que hay que aterrizar los sueños para poder realizarlos y ahora quiero cosas mucho más sencillas que espero conseguir con paciencia, con valentía (difícil pero tiene que haber dificultad, ¿no?) y con cariño. Vamos a ver cómo me va. 🙂

16 comentarios sobre “5 sueños hechos realidad

  1. … Me recordo a The Bucket list… Antes de partir en. Buena peli, llore y etc.
    Tus sueños…casi todos con Potter, Me encanta potter, pero creo que tu fanatismo es mucho mayor que el mio. (Creo que realmente eso de ser FANS no es lo mio) pero que BKN! que hayas podido realizar tus sueños!! que mejor? debe sentirse una sensacion bkn! Creo eso si, que puedo sentir al menos eso de Ver potter rodeado de gente fans y sentir… (en mi caso) que mi niñez termino con el final de harry potter. y mirar a mis primas…y no decir nada, pero ver los ojos de ellas empapadas en lagrimas fue suficiente.
    Mmm..mis sueños?, creo que tengo sueños que se necesita mucho dinero 😦 y aun no lo tengo y creo q tb me falta un poco de desicion! de coraje… (por algo hay una frase que dice: Para ser feliz hace falta coraje)… Pero estoy segura que los realizaré! Yo igual me pongo metas todos los años, cosas que quiero mantener, cosas que quiero hacer y a fin de año voy tachando todas las que cumpli 🙂

    Me gusta

  2. Te envidio asquerosamente mucho por haber estado de The Elephant House!!!!!!!!!!!!
    Y para qué hablar de la convención!!! Que genial =)
    PD: Me arrepiento tanto de no haber aprendido inglés, tal vez algún día haga un curso

    Me gusta

  3. A veces me pregunto si soy un ser muy raro o qué, pero leyéndote encontré tan bkn que tengas esa fascinación por algo que me quedé pensando “y yo?” … y nada! un vacío. No tengo ningún sueño de ir a x lugar, de conocer x persona, de hacer x cosa, nada!!

    Y esto a nivel de todo, aún no hay algo en la vida que me haga “tilin” y sea como “Oh… quiero hacer esto”. Ni con la carrera que elegí, nada.. a veces pienso que es como que me gusta todo pero nada que resalte como para hacerlo, o es que simplemente nada me gusta.

    Me gusta

      1. Sí lo he pensado pero viene de mucho antes, incluso cuando no estaba formando familia. Por ejemplo tengo ganas de hacer algo que pueda hacer estando en mi casa, para distraerme (que no sea todo cambiar pañales, cocinar, etc) y no se me ocurre, ahora empecé a hacer álbum de fotos, llevaba meses seleccionando fotos y al fin terminé y las imprimí, estoy embalada pero… cuánto me durará. Soy de las que empieza y nunca termina.

        Me gusta

Responder a Carito Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s