Series: Doctor Who (Parte V)

Por fiiiin. Después de tener que soportar las morisquetas de Tennant durante harto más tiempo que el deseado, tenemos Doctor nuevo. Y, ay Dios Mío.

Siempre cambiar de Doctor es complicado. Es como que uno nunca olvida a su primer Darcy, sobreponerse a la pérdida del primer Doctor también es difícil. En realidad le tengo cariño a Nine, si no nunca hubiese seguido viendo la serie; pero Matt Smith, quien interpreta a Eleven, es tan increíblemente perfecto para este rol que me hizo olvidar a todos los anteriores. Ya ninguno existe en mi cabeza, sólo Eleven. *suspira*

Ya había visto a Smith en dos series (The Ruby in the Smoke y Party Animals) y me había gustado. No como para seguirlo al infinito y más allá pero pensé que era buen actor, piola, agradable. En esa primera escena en que encarna al Doctor, como siempre, intentando reconocerse en un cuerpo nuevo y diferente, ya supe que era distinto. Matt Smith es súper joven, tiene como 24 años, pero en su físico hay cierta característica que lo hace atemporal. Se ve joven pero pareciera que tuviera a un anciano dentro. Está en sus ojos. A veces dice cosas de tal modo, que de verdad le crees que es un Señor del Tiempo de 900 y tantos años que vaga solo por el tiempo y el universo en una caja azul. Me encantó. El mérito es compartido entre el actor y el nuevo director de la serie, Steven Moffat, quien escribió los indiscutidamente mejores episodios de las tres series anteriores.

Bueno, así como le damos la bienvenida a un nuevo Doctor, también tenemos acompañante nueva. Reconozco que me tincó nada cuando vi la foto, una chiquilla joven, flaquita y con el pelo colorado. Mis primeras impresiones SIEMPRE están mal. Gracias a Dios ya sé esto y no juzgo nada per se. La nueva acompañante es Amy Pond, interpretada por Karen Gillan, también conocida como la escocesa más linda de todo el planeta.

En el primer episodio de la nueva serie, el Doctor va en ayuda de una niña de 8 años, que una noche reza para que alguien vaya a su casa y arregle la grieta en la pared, que la asusta todas las noches. Las escenas entre el Doctor y la joven Amelia son tan maravillosas que me llenan el corazón. Se retan, se ríen, se cuestionan, se molestan y uno se va enamorando altiro de este nuevo Doctor, que es distinto al anterior (refrescante), y de esta niñita con actitud que pronto crece y se transforma en Amy, la niña que se quedó una noche esperando a que el Doctor la llevara con él en su caja azul.

Esta temporada es tan perfecta. Jaja, nooo, pero tiene episodios que bordean la perfección, que he visto decenas de veces y todavía me emocionan, especialmente uno que me hace llorar a mares cada vez que lo veo. Ya llego a eso.

El Doctor y Amy viajan a planetas distantes, le hacen una visita a Winston Churchill, se enfrentan a los Daleks (de nuevo, uff), a unos vampiros acuáticos, viven una realidad alternativa bien freak y viajan al centro de la tierra (casi), mientras los persigue incansablemente la grieta en la pared de Amy. La serie tiene un misterio que se va desarrollando en cada capítulo y es emocionante ir descifrando cosas que no tienen sentido aparente y sorprenderse con el final.

Mis favoritos son dos. El primero es la capítulo doble The Time of Angels y Flesh and Stone, en el que vuelven los Weeping Angels. ¿Se acuerdan? Las estatuas de ángel que se mueven si pestañeas. SUSTO. Y ahora no hay cuatro o cinco, sino que cientos de ellas! Y aparece River Song, la mujer del pasado del Doctor que parece saber demasiado de él y nos deja con la duda sobre quién es ella realmente y es maravillosamente maravilloso verla interactuar con el Doctor.

El otro es el que me deja con los ojos hinchados, se llama Vincent and the Doctor. El Doctor y Amy viajan al pasado, a Holanda, y conocen a Vincent Van Gogh meses antes de su muerte. Creo que no he visto episodio de televisión más lindo y bien armado que este. Visualmente es intoxicante, estructuralmente es casi perfecto, actoralmente es inmejorable. Eligieron muy bien a Van Gogh, aparece Bill Nighy (amamos) y la historia en sí es tan linda, que me acuerdo y se me llenan los ojos de lágrimas. Siempre me gustó Van Gogh pero esta historia me mató. Simplemente hermosa.

Al final de la temporada volvemos a ver a River Song, cada vez más bakán que la anterior esta mujer, por Dios. Y llega con un problema de verdad apocalíptico porque hay una pintura de la TARDIS explotanto y una caja donde se guarda la maldad más grande de todo el universo y las razas alienígenas enemigas del Doctor uniéndose para derrotarlo y AHHHHH! Incluye viajes en el tiempo, a lo Prisionero de Azkaban, y es taaaan confuso por casi una hora pero después yay, se entiende y ¿qué quieres decir que hay que esperar a que empiece la próxima temporada para saber qué pasa? ¡¿Qué?!

La próxima semana les cuento del mejor episodio de Doctor Who en la historia de los mejores episodios de Doctor Who. Esa onda.

10 comentarios sobre “Series: Doctor Who (Parte V)

  1. No mencionaste a Rory, omg, omg! *te tira cosa*

    A mi Amy me dio buen rollo (onda?) desde el principio, y pese a que la 6a me decepcionó bastante sigo queriéndola. En el resto, coincidimos! 🙂

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s