Series: Doctor Who (Parte VI)

La úuuultima parte de los súper post que se me ocurrió hacer hace ya un mes. Uff. En realidad sólo quería más tiempo para llegar aquí, al mejor Doctor de todos. Esta es la temporada que dieron este año y estoy que corto las huinchas por ver la nueva. Ya poooooo. 😦

Después de ese asesino de neuronas que fue el final de la temporada pasada, que incluyó viajes en el tiempo, dos Doctores, el regreso de River Song, una historia increíble para Amy y Rory (olvidé mencionar a Rory en el post anterior, lo sé, pero es que quiero tanto a Rory que si empiezo a hablar de todo lo bakán que es no termino nunca. O sea, este paréntesis ya es eterno y me dan ganas de no cerrarlo jamás y de contarles de Rory Williams, el hombre que esperó y esperó y ayyy, Rory!).

Así como la temporada pasada tenía de tema central la grieta en la habitación de niñez de Amy, que quedó semi resuelta y con hartos OHMAIGASH que me encantaron, esta temporada también tiene una historia que une todos los capítulos: la muerte del Doctor. ¿Qué?! Así es pues, empezamos altiro con las cuestiones raras y en el primerísimo primer episodio, nos matan al Doctor. ES ATROOOOOZ. Y Amy está embarazada. O no. ¡Es otro misterio! Y hay unos personajes a los que olvidas apenas dejas de mirarlos. Creo. No, si esta temporada LA LLEVA.

Como esta es la última temporada que hemos visto, no quiero repasarla como las anteriores, quiero que sientan ganas de verla eso sí porque es bien entretenida. En los 13 episodios que la componen, el Doctor y sus acompañantes tienen aventuras con piratas, un montón de científicos que ha creado dobles de ellos mismos (eww.  No, en serio, es hiper wácala), unas muñecas de madera increíblemente terroríficas, una misteriosa mujer que aparece a cada rato y tiene un parche en el ojo y da susto, más River Song (yaaaay), más Amy y Rory (awww y yaaaaay), más de todo.

Y aquí les hablo del mejor episodio de la historia de Doctor Who. En serio. Primero, porque lo escribió Neil Gaiman. NEIL GAIMAN. Neil no es sólo mi escritor favorito de la vida, también es un fanático empedernido de Doctor Who y era uno de sus sueños poder escribir un episodio para la serie. Se lo ofrecieron cuando estaba Tennant de Doctor y por cosas de la vida, le pidieron que atrasara su historia y al final se estrenó aquí, con Eleven. GRACIAS A DIOS.

Segundo, porque a nadie se le había ocurrido la trama y el que la haya escrito Neil la hace quince mil millones de veces más especial, porque Neil tiene el encanto necesario para lograr que el episodio completo esté lleno de magia, de guiños a episodios pasados, de un sentimiento general que llena el corazón. Neil, en su cabecita hermosa, tuvo la increíble idea de escribir sobre la TARDIS, la caja azul que acompaña al Doctor a todas partes; y le dio cuerpo humano, cuerpo femenino. Se me llenan los ojos de lágrimas. Uff.

Este es el cuarto episodio de la temporada y se llama The Doctor’s Wife o “La Esposa del Doctor” y es tan perfecto. Porque el Doctor tiene hartas acompañantes pero ninguna lo entiende como la TARDIS, ninguna lo hace pasar rabia como la caja azul, ninguna lo adora como su nave. Y ahí está, ahora en el cuerpo de una mujer y por fin pueden hablar y tirarse la talla y coquetear y ay, Dios Mío, el coqueteo. Es simplemente maravilloso.

No exagero cuando digo que es el mejor episodio de Doctor Who. Porque aunque otros como Blink o incluso Vincent and the Doctor (que adoro) están muy bien construidos y me los repito siempre, no son lo mismo. Neil logró tomar un personaje permanente de la serie, un elemento que conocemos casi tan bien como al Doctor, y darle vida sin que parezca una caricatura, sin quitarle su esencia de TARDIS. Y lo logra porque Neil es seco. Y lo amo.

Si no les tinca la serie no hay mucho que hacer, pero si sólo les da lata tener que ponerse al día porque son muchos episodios, les recomiendo fehacientemente que vean Blink y Vincent and the Doctor, claro; pero sí o sí 100% tienen que ver The Doctor’s Wife. Ya saben de qué se trata la serie a grandes rasgos y creo que les puede gustar el episodio igual. Porque es perfecto. Porque lo escribió Neil. 🙂 Monotemática. Jajaja.

Aquí termina la revisión de Doctor Who, una de mis series favoritas. Ya pudieron leer un poco de por qué me gusta tanto y de las diferencias principales entre temporada y temporada. Espero haber podido transmitirles el encanto que estos personajes tienen y lo entretenido que es sumergirse en este mundo fantasioso. Si la ven, me cuentan qué les pareció, pues. 🙂

2 comentarios sobre “Series: Doctor Who (Parte VI)

Responder a okelay Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s