Cosas que amo: el arte de Dave McKean

Hay artistas que no sabes por qué te gustan pero te gustan. Dave McKean es uno de ellos.

Neil Gaiman & Dave McKean

Conocí a Dave McKean gracias a Neil Gaiman, ya que han colaborado juntos en varios proyectos, en una relación de amistad y trabajo que lleva más de treinta años. En 1986, trabajaron juntos haciendo Violent Cases y en Sandman y, desde entonces, que siempre vuelven a trabajar en proyectos en conjunto, tanto escritos como audiovisuales. Van muy bien juntos, la verdad.

Dave es un artista gráfico e ilustrador británico que, como dije, trabajó con Neil en Sandman. Yo leí esos cómics y puedo decir que el trabajo de Dave ha cambiado harto. Claro, se fue adaptando a las necesidades de los guiones con los que trabajaba, pero ha ido cambiando para bien -encuentro- hasta desarrollar una pluma única y reconocible en cualquier parte. Como los grandes. Yo ahora miro un dibujo de McKean y sé que es de él. Esa onda.

Un acercamiento a lo que sería su estilo definido se puede ver en las portadas para Sandman que hizo al finalizar los años 80, donde mezcla estilos y elabora piezas que combinan dibujo y fotografía, creando un efecto bien creepy que le queda como anillo al dedo a Sandman. Así se quedó trabajando para DC Comics y luego para Rolling Stone, escribiendo después su propio cómic llamado Cages.

En los 90 trabajó haciendo varias cosas, entre ellas, las portadas de discos para Tori Amos, The Counting Crows , Dream Theatre y Alice Cooper. Pero no es eso lo que llamó mi atención. Nop. Fue en esta época cuando descubrí a Tori y a Neil Gaiman, cuando leí Neverwhere y cuando me enamoré de esta gente. Así que empecé a buscar más libros de Neil y encontré Coraline.

Ustedes deben conocer Coraline porque hace poco salió la película basada en la novela de Neil Gaiman. Bueno, el libro incluye ilustraciones en blanco y negro de la mano de Dave McKean, y ahí es donde me enamoré de este tipo. Me encantó el estilo. Coraline no es un típico libro para niños, y como tal, necesitaba ilustraciones diferentes, que no fueran las típicas ilustraciones de libros para niños. Y ahí me mató. Ya la portada grita que esto es diferente, que puede que hasta te de susto, y las ilustraciones interiores siguen esa misma corriente. Ay, Coraline, ¿por qué eres tan buena?

Así fui apreciando el trabajo que hace McKean con Gaiman. Juntos hicieron más libros para niños (yay) como The Wolves in the Walls, que adoro y adoraré por siempre, porque la portada es verde y se trata de los lobos en el papel mural que se toman la casa de la familia protagonista. Es TAN lindo. Yo tengo todos los libros de Dave&Neil, jaja. Juntos también hicieron I Sold My dad For Two Goldfish (Vendí a Mi Papá por Dos Peces), que sigue el mismo estilo del anterior pero con tonos anaranjados. Me gusta mucho. Y Mr. Punch que está basada en un cuento/leyenda británica para asustar a los niños si se portan mal; este es importante porque una vez Neil dijo que es el trabajo por el que siente más orgullo, es el más completo y más cercano a lo que sus autores querían hacer. Así que obvio que me lo compré po.

Mirrormask

Como les fue tan bien trabajando en unión, en el año 2000 fue McKean el que se acercó a Gaiman para crear un nuevo proyecto en conjunto: Mirrormask. Neil escribió el guión, mientras Dave se encargó de dirigir la película y hasta escribir algo de música para ella. ¿Han visto Mirrormask? Deberían. Es hermosa, visualmente. Es bien oscura, sí, pero tiene una dirección de arte de pelos. Trata de una niña que va a otro mundo a buscar la cura para su mamá enferma, y en ese mundo la bruja/reina mala quiere quedarse con ella y no dejarla volver a su casa. Es medio tétrico pero liiiiiiindo. No en el sentido cute de la palabra, en el sentido bacán de la palabra.

Edición para adultos de The Graveyard Book

Dave McKean también diseñó las portadas de The Graveyard Book, el último libro de Neil Gaiman. Adoro la portada para adultos y la portada para niños, adoro tooooodo. Es que, de verdad, es magnífico. Dave también trabajó en la concepción del arte para la miniserie que se hizo de Neverwhere pero como no hablamos de ella en este blog por mala-atroz, no digo nada más.

¿Saben dónde más trabajó Dave McKean? En Harry Potter y el Prisionero de Azkaban. Así que ya saben por qué la dirección de arte de esa película y del Cáliz de Fuego son tan requetecontraincreíblemente fantásticas. Ah que no. Sí, pues. Maravillosas.

Ahora Dave está trabajando en Luna, una película sobre una pareja que pierde a su hijo y decide ir a vivir a la costa, donde pasan cosas, obvio. La película incluye secuencias de animación y ahí es donde veremos el trabajo de Dave McKean en todo su esplendor. Yo ya la anoté en mi lista de películas por ver, claro que voy a tener que esperar porque ha tenido problemas de financiamiento y se espera su estreno para el próximo año, con dedos cruzados y todo.

3 comentarios sobre “Cosas que amo: el arte de Dave McKean

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s