5 Recuerdos de Navidad

Falta poquitoooo. Ay, qué felicidad. Me gusta la Navidad, me encanta recibir regalos y más me gusta ver la cara de la gente a la que le hago regalos. Wheeeeeeeee. Quiero que llegue YA. Por mientras, a lo del título.

navidad

05. Primera Navidad

No la recuerdo. Estaba a punto de cumplir un año y todo lo que sé es por lo que me cuenta mi mamá. Creo que nunca he visto fotos de ese día tampoco (raro!) pero la historia dice así: yo fui la primera nieta, la primera sobrina, la primera hija, así que para mi primera Navidad todos se volvieron locos y me llenaron de regalos. En realidad llenaron el living de regalos. Mi mamá dice que casi se fue de pompas (ya, no dijo así pero se entiende, jaja), porque nunca en su vida había visto tantos juguetes juntos, ni siquiera en una tienda. Qué ganas de acordarme. 😛

04. Nada de Medianoche

En mi casa, mi mamita hermosa maravillosa nunca nos hacía esperar a que fueran las 12 para abrir los regalos. Creo que lo decidió al vernos en el living, chiquititos los dos, vestidos preciosamente y quedándonos dormidos sobre la alfombra. A ella la hacían esperar hasta el 25, así que no quería traspasarnos esa angustia de tener que dormir en la noche y no poder, para poder abrir los regalos en la mañana. Mi mami. Jaja. Así que siempre abrimos los regalos después de cenar. Comíamos súper tranquilos, postrecito incluido y después a abrir los regalos y listo. The end.

03. Villancicos

Creo que esta es la razón principal de por qué odio los villancicos, jaja. Y la música navideña en general. Cuando éramos chicos, y con eso quiero decir unos 5 o 6 años, a mi mamá se le ocurrió la maravillosa idea de hacernos cantar villancicos antes de ir a abrir los regalos. Yo creo que tenía que ver con eso de entretenernos un poco y hacer la hora hasta que fueran las 12, antes de que decidiera que no nos haría esperar más. La cosa es que recuerdo claramente estar arrodillada frente al pesebre, con mi hermano al lado, cantando ‘pero mira como beben los peces en el río’ harto más rápido que el original para poder terminar rapidito y correr a abrir los regalos. Ay, cómo odio los villancicos!!

02. De Grandes

Hace unos cuatro años, mi hermano y yo pasamos la Navidad con mi mamá, solos los tres; y se nos ocurrió cocinar a nosotros. Decidimos que -como mi abuelita, que era la chef oficial, no iba a estar- no cocinaríamos una cena propiamente tal o típica navideña. Así que hicimos pasta con pescado y un picoteo increíble. Mi hermano estuvo a cargo del guacamole y el picoteo, además de lo bebestible; mientras yo hacía la pasta y el pescado. Quedó todo bien rico, sobre todo para ser la primera vez, conversamos harto y lo pasamos bien.

01. Mi Primer Regalo

Mi familia va a decir que soy una malagradecida pero el primer regalo que recuerdo haber recibido fue a los 4 años. Y no sé por qué pero estaba convencida de que la bicicleta que me entregaron no era para mí, que era prestada. No fue la única vez que me pasó tampoco (no entiendo por qué pensaba siempre que las cosas eran prestadas, qué triste). La cuestión es que recuerdo vivamente esa cosa gigante envuelta en papel de regalo reposando junto al ventanal del living de la casa de mis abuelos. Cómo mis tíos me decían que la abriera y que era para mí y no la miré, me di media vuelta, porque la bicicleta era hermosa (roja!) pero como no era para mi, no me quería encariñar. Era más loca cuando chica. La cuestión es que me convencieron de que era para mí y con algo de timidez me subí a ella y améeeee andar en bicicleta. Era de esas que tenían para llevar a alguien atrás, bien ochentera, con flequitos de colores en los manubrios y rueditas chicas. Mi tío Pancho me enseñó a andar en ella sin las rueditas (a lo Freddy Turbina) con accidente entremedio pero gracias a ellos aprendí a andar en bicicleta y aún lo amo, aunque no tenga.

🙂

Espero poder hacer recuerdos nuevos de Navidad de ahora en adelante. Esta será algo triste, porque la Chichi ya no está para celebrar toooodos los regalos, pero es mi primera Navidad con mi amor y de todo corazón espero que sea la primera de muchasinfinitasamén.

3 comentarios sobre “5 Recuerdos de Navidad

  1. Yo tampoco recuerdo mi primera Navidad, ni las siguientes, jajaja. Cuando uno es muy chico siento que hay desperdicio de regalos, no todos se aprovechan y después uno ni se acuerda. Sí recuerdo mi primera bicicleta (qué también era roja!) y también una máquina de escribir que nunca he vuelto a ver: cada vez que apretaba una tecla se levantaba un mini monito de peluche. Yo la amaba. También recuerdo la espera previa, cuando los regalos estaban bajo el árbol y yo trataba de tocarlos para saber qué tenían dentro, era desesperante no saber… Saludos

    Me gusta

  2. Creo que nadie recuerda su primera navidad, pero mi mamá me contó que ella hizo un arbol de esos de lana y le puso regalitos de cajitas envueltas ( eramos reeeee pobres jajaja), me acuerdo de mi primera bici, una mountain bike amarilla ( era niñaniño) y cuando tenia como 7 me llegó una radio con casette de Illapu incluido XD jajaja
    La anterior fue nuestra primera navidad con Pablo como familia ( somos una minifamiliadeados) y fue maravilloso estar juntitos con nuestro cachorro abriendo su regalo.

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s