Ayer fue un día especial

Y olvidé contarles! Mala bloguera y mala fan. Pero ahora les cuento 😀

Ayer se cumplieron 4 años desde ese día hermoso e inolvidable en el que conocí a mi escritor favorito de la vida: Neil Gaiman.

Corría el año 2009 y yo planeaba mi primer viaje pagado por mi, con mi sueldo, con mi sudor. Ya estaba convencida de ir a Escocia porque toda la vida había querido conocer Escocia, así que cuando supe que Neil Gaiman estaría en la Feria Internacional del Libro en Edinburgo justo cuando yo iba a estar ahí también, casi morí de la emoción. Mi amiga Mireia, que vive en Barcelona, iría con nosotras así que ella se encargó de conseguir los boletos para ir a verlo.

No les cuento cómo me dolía la guata esa mañana. Nosotras ya estábamos en Glasgow pero volvimos a Edinburgo a ver a Neil. Yo, nerviosa a más no poder. Enojada conmigo misma también porque no llevé conmigo mi copia de Neverwhere, mi libro favorito y que está todo maltrecho de tantas veces que lo he leído. Así que mientras esperábamos entrar al evento, compré una versión nueva de Stardust, que no tenía, y con ese entré a verlo.

Quedamos en primera fila. Ah que no. Fue atroz tenerlo a un metro de distancia, creo que no dejé de vibrar durante la hora completa que duró el encuentro. Amanda Palmer se sentó a dos asientos de mi, ojalá se hubiese sentado más lejos (la odiamos). Y ahí estaba él, vestido de negro, chascón, con los bolsillos llenos de lápices con los que después iba a firmar libros, cómics y lo que sea que llevasen los fans.

En esa época promocionaba The Graveyard Book y se suponía que el evento al que fuimos estaba destinado a niños. Había como cuatro niños en toda la audiencia, todos los demás eramos adultos jóvenes fanáticos. Neil leyó el capítulo de Dance Macabre, entero, y fue maravilloso cerrar los ojos y escucharlo darle vida a Nobody Owens y a la novia fantasma A UN METRO DE DISTANCIA. Ay, Dios.

Después salimos rajados a la sala conjunta donde Neil se sentó a firmar cosas. Quedé como quinta en la fila y tirité todo el rato, con Stardust en la mano, maldiciéndome igual por no haber comprado otro Neverwhere (si es mi libro favorito!! Qué me importa Stardust!!??), pero cuando llegué a hablar con él se me olvidó todo y le pasé el libro y lo firmó y le puso mi nombre y le hizo un dibujo y fue maravilloso.

Neil me preguntó cómo estaba y yo le dije que estaba nerviosa por conocerlo, a lo que respondió “ahh, síii, es que yo doy TANTO miedo” y ahí como que me relajé. Apenas. Le conté que venía de Chile, me dijo que no conocía, que sólo había viajado a Argentina (I know!), a la Patagonia; y seguimos conversando de la vida, jaja. Le entregué un regalo que le llevé, un abrecartas de lapiz lázuli que tenía tallado el mapa de chile en una de las hojas. Él insistió en abrir el regalo de inmediato y le encantó lo simple del abrecartas, lo delicado del trabajo a mano. Le expliqué que el lápizlazuli era una piedra que sólo se encontraba en Chile y en Afganistán así que era súper rara y que como era especial, yo quería darle algo especial también. Neil me quedó mirando y se inclinó hacia mi persona para darme las gracias. ¿Cómo? Besando mi mejilla izquierda. *akljhdsakljdhalsjdhsfg*

No me acuerdo qué pasó después. Mi amiga Paula sacaba fotos, Mireia sacaba fotos, yo como que flotaba y recibí el libro de vuelta. Neil me habló de nuevo, me preguntó si iba a volver al otro día, le dije que no, la Paula casi me mató por mi respuesta pero es que de verdad yo estaba tan en otro lado que no entendí NADA hasta como tres horas después, cuando dejó de dolerme la cara por tanto sonreír. Best. day. ever.

9518_150147715848_134608_n

9518_150147730848_8269450_n

9518_150147710848_1838535_n

9518_150147725848_174789_n

18 comentarios sobre “Ayer fue un día especial

  1. Toda coqueeeeeeta!
    Deberias volver!

    Me imagino que en alguna cosa escrita hablara de la niña que le dio un hermoso abrecartas en una epoca donde solo se mandan mails! (liiindi detalle poh, digno de salir en un libro)

    Me gusta

  2. Oye, tremenda experiencia.
    Yo creo que igual guardó el abrecartas y en esos típicos reportajes donde muestran el escritorio de los artistas puede aparecer por ahí.
    Ah, yo hubiera estado igual que tú, respondiendo como autómata sin aplicar la lógica. Tremenda tu historia!

    Me gusta

  3. !!! Todavia recuerdo como te retamos por no decir “fuck it” y quedarte un día mas… pero la responsabilidad le gana al fanatismo.
    Y tu cara dice todo lo que sientes en esas fotos 😀

    Me gusta

    1. Pero es que nunca caché que quizás me iba a invitar a la lectura del día siguiente! Si eso fue. me tupí y no supe qué decir y dije la verdad y ahí la cagué. O quizás me iba a invitar a tomar tecito! Nunca lo sabré. Pero saber que había algo de esa intención detrás de la pregunta me hace sentir así XD XD XD

      Me gusta

  4. uuuuufffffff!!!! q maravilla!!! lastima que Jane Austen tenga chorrocientos años de fallecida 😦 … Demas que tu abrecarta esta en su escritorio! porque se noto que le gusto el regalo! aunque yo no se si hubiera podido estar tan compuesta todo ese rato… xD yo siento que en la parte de beso me hubiera ido lejoooos!! jajajaja Bien por ti! 🙂

    Me gusta

  5. Qué graciosa tu cara de iluminada, se nota que estabas ultra feliz!!!
    Pucha, yo creo que no tengo así como ningún idolo máximo que quiera conocer, como será que he chocado con el autor famosillo de esta región y a pesar que he leído casi todos sus libros ni siquiera lo reconocí XD.

    Me gusta

  6. Qué emoción!!! te entiendo muy bien. Qué bueno que tuviste la posibilidad de conversar algo con él y darle tu regalito. Qué atinada de llevarle un regalo. Y qué atinadas tus amigas de tomarte fotos mientras estabas con él, a la gente no se le ocurren esas cosas a veces. Y no te tomaron de cuando le diste el regalo y lo abrió? Yo no lo conocía en verdad. Es Stardust la película? tendré que fijarme en el otro libro entonces.
    Yo sólo he tenido encuentros con artistas acá y me he tomado fotos y me han firmado CDs y libros y con escritores también en la feria del libro. Una vez me tomé una foto con Hernán Rivera Letelier, pero harto feíto el caballero jajaja.
    Tienes que puro planificar otro encuentro!!

    Me gusta

    1. Se supone que estaban sacando pero nunca salió la foto. Si él hasta posó para la cámara pero las pajaronas también estaban empelezadas con que me hubiera dado un beso en la mejilla que quedaron congeladas. No las culpo pero sí las culpo!!

      Sí, la película está basada en su libro.

      Jajajaja. Qué mala. Jajjaa. Es feito en la foto, me imagino en la vida real. 😀

      Me gusta

  7. No puedo creer que odies a Amanda Palmer, yo la amo desde que voy en el colegio. También amo a Neil Gaiman y creo que hacen muy buena pareja. Es emocionante conocer a tus ídolos. Yo recuerdo cuando conocí a mi banda favorita, fue maravilloso. Dos días con ellos, todo tan buena onda, tomando cafecito, después en la noche luego del concierto tomando pisco sour. En fin, son recuerdos maravillosos para toda la vida.

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s