Galería

En viaje: Nueva York

La segunda parte del viaje a Estados Unidos, con visa. Jaja.

*Me disculpo por la calidad de las fotos pero nuestras cámaras eran vieeeeejas. Ya tenemos cámaras nuevas. 😛
* Van a notar que siempre ando con sombrero. Esto es porque: de verdad el sol pegaba fuertísimo y era la única manera en que la Magda me encontrara entre las multitudes, así que tenía prohibido sacármelo mientras estuviera en la calle. Jajaja.

Después de Miami, partimos a la Gran Manzana en lo que -sin saberlo- sería la semana más calurosa del verano gringo. Nos tocó soportar 39°C a la sombra. AY. Pero fuimos súper clever y ‘capeamos’ el calor con esa astucia chilena que nos caracteriza 😉

Yo había pasado unos días en Nueva York antes y lo había odiado, andaba sola y era invierno. Ahora, con amigui y en pleno verano, lo disfruté muchísimo más, de hecho volvería y eso es decir harto. Caminamos mucho, conocimos toda la ciudad, nos sacamos mil fotos, compramos harta ropa y sudamos. Lo pasamos regio.

Nos quedamos en un hotelcillo en el Upper West Side, a unas siete estaciones de metro de Times Square. Cerca del hotel había un lugar para tomar desayuno atendido por latinos y la comida era exquisita: panqueques, waffles, omelettes, té, té helado, tostadas francesas… probamos de todo y muy barato. De ahí al centro, todos los días y MUY temprano. Nos levantábamos tipo 6 de la mañana por el calor. En mi vida había despertado tan temprano.

240249Decidimos que lo mejor era comprar un ticket en los buses rojos de dos pisos que te llevan cual turista por todos lados. Así conoceríamos lugares que no nos interesaban mucho mientras íbamos camino al lugar marcado en el mapa. Nos resultó genial. Pasando por Wall Street vimos el edificio de la ONU (buscando a Bachelet mode ON), toda la parte del puerto (que no es muy bonito), el barrio latino, Chinatown, Harlem y así. Como el bus tiene varias paradas, nos bajábamos en la del barrio que nos tincaba conocer.

Al que más tiempo le dedicamos fue al sector Chinatown/Little Italy/Soho. Nos habían dicho que ahí estaban las tiendas de ropa y yo necesitaba ir porque tenía puesta la ilusión de que hubiese ropa de mi talla. Porfis! Así que llegamos MUY temprano a Chinatown. Apenas abrían los puestos de fruta y verduras y cosas varias, demasiados colores hermosos y las frutas más extrañas que he visto en mi vida! Colores y formas de verdad medio extraterrestres. Paseamos toda la mañana por ahí, hasta que nos dio hambre, ya que el plan era almorzar en Little Italy, el único gusto que nos dimos de comer en un lugar con mantel (es mucho más caro) y ay que estaba rico. RICO. ÑAM.

DSCN4021DSCN4022Y de ahí al paraíso: Soho. Manera de haber tiendas de ropa y estaba todo lo de verano en oferta así que yo por lo menos me volví loca comprando vestidos y faldas (lo más caro fue una falda que me costó 12 dólares). La Magda compró blusas y vestidos también, poleras. Nuestra súper estrategia, como hacía mucho calor, era salir a la calle y entrar a la tienda del lado (con aire acondicionado), sin importar cuál fuera. Así de insoportable era el calor. Nos refrescábamos, salíamos corriendo y entrábamos dos tiendas más allá y así. Conocimos tiendas de golf, tiendas de ropa de caza, ropa interior, accesorios para mascotas y más tonteras. Pero sobrevivimos.

¿Qué más? Ah, hicimos un viaje en bote por la bahía para ver Nueva York por el otro lado, pasando frente a la Estatua de la Libertad. Lo que más rescato de ese viaje es que me quedó un bronceado fascinante que en mi vida había tenido y ohmaigad, cómo lo amé. Porque no me quemé a lo jaiba, nooooo, doradita altiro y SIN DOLOR. Maravilloso.

DSCN4024

Y eso. No fui a ningún musical porque estaban muy caros 😦 Pero pasé por todos los teatros y me saqué fotos nerd “con” Daniel Radcliffe (sí oh). También me junté con mi amiga Kat, a quien conocía por Internet hace siete años, y fuimos a la Expo Harry Potter. Obvio. 😀 Y una tarde aprovechamos de descansar en el Fashion District (buscando a Tim Gunn!) y tomamos helado en Bryant Park. Ay, Project Runway.

Ah, fuimos al MoMa! Se había muerto Alexander McQueen unos meses antes así que estaba la exposición de sus trajes súper top. Ni les cuento la fila que había para entrar a ver su trabajo, HORAS de espera y eran puras niñas a lo Gossip Girl. Heavy como se ven los clichés caminando por la calle en esa ciudad. Pero hermoso el museo, vimos una de las tantas réplicas de La Bailarina de Degas y un montón de cuadros originales de Van Gogh así que como buenas fans de Doctor Who, con la Magda lloramos al verlos.

DSCN4027
En el sector de las obras de Monet. Esa onda. (Con chaleco por el aire acondicionado a full).
DSCN4026
Porque cuando te enfrentas con un samurai, ¿qué más vas a hacer?
297
Esta foto era para @verogeller, porque tiene Wicked y Daniel en la misma toma.Y a mi con ataque de risa.
259
Ya le hacíamos a los ‘selfies’ con la Magda.

27 comentarios sobre “En viaje: Nueva York

  1. Nueva Yoooooork!!! gracias por la foto con dedicatoria 😀

    A mi me pasó algo chistoso con NYC, el primer día (en que nos dedicamos a recorrer lo que podíamos a pata) lo encontré medio underwhelming porque me parecía similar a Santiago, sobre todo los alrededores de Time Square. Mi ñoña interna era feliz con tanto afiche de Man of Steel y de Wicked, pero era como meh.

    Después conocí The Village, el Soho, Central Park y el Upper West Side y LE AME! Me quedó mucho por recorrer, pero si tuviera la posibilidad de volver (ahora) lo haría con los ojos cerrados. La experiencia de ver un musical en vivo es lo más maravilloso que he visto, lo haría mil veces más, aunque me cueste un ojo de la cara y la mitad del otro.

    Me gusta

    1. A mi también me pasó. Es como grande y hay TAAAAANTA gente. Me hace sentir como una hormiguita y no me gusta eso. Pero también me pasó en Londres. Debe ser el síndrome de ciudad grande.

      Yo fui en verano así que estaba todo súper vendido en los musicales. O eran MUY caras las entradas o quedaban en el Mezzanine que es arriba, detrás de los focos. Pa no ver ná, mejor no ir. Al menos eso decidimos.

      Me gusta

        1. Ahh, buena. Es que yo iba a la Convención y gasté todo mi presupuesto anterior en eso. Si vuelvo, sólo a visitar la ciudad y comprar ropa jaja, obvio que iría a un musical. La cuestión es elegir uno emocionante (onda, Wicked para ti; Spring Awakening para mi, aunque ya no está en cartelera).

          Me gusta

  2. Me muero haber ido con ese calor como tú, es que no podría tolerarlo.
    Con mis amigas nos tocó máximo 25 grados y yo siento que igual pasé calor. Hicimos todo por nuestra cuenta, no contratamos bus ni nada, puro metro y despliegue del mapa en cualquier parte para ver cómo llegar a cada lugar.
    Ay, qué entretenido recordar este viaje. Yo sí pude entrar al edificio de la ONU porque una de mis amigas estaba haciendo la pasantía y se consiguió un pase. No te explico lo que hicimos en el salón plenario simulando ser Ban Ki Moon y todas tenemos la infaltable foto sentadas en la silla de Chile con cara de seriedad.
    Ay, qué recuerdos, gracias por traérmelos de vuelta esta mañana 🙂

    Me gusta

  3. me gustaria ir a nueva york, solo para ponerme unos tacos altos altos y correr… odio las calles de santiago pk no se puede correr con tacos, y las odio aun mas cuando en las peliculas las minas andan sobre los 12 cms y corren como las diosas sin sufrir daños ni perder el estilo estiloso…

    bueno, y por razones mas espirituales tambien… jajajajaja

    Me gusta

  4. Siempre he dicho que no me interesa en lo mas minimo ir a EE.UU… pero ahora que hablas de tiendas baratas y little Italy… me dan ganas de ir jajajaja. Eso si, yo no se que hubiera hecho con ese calor… ODIO el calor con todas mis fuerzas! supongo que encontraría la forma de capearlo, pero… no sé! habria andado de mal humor quizas jajaaj. La selfie estuvo notable 😀
    Saluditos Nat!!!

    Me gusta

    1. Te digo que correr de una tienda a la otra, por el aire acondicionado, fue la solución. Casi nos derretimos al cruzar una calle, esperando el verde, pero entramos a la primera tienda que había y santo remedio. 😀

      A mi tampoco me gusta EEUU. Sólo fui por la convención. Volvería por la ropa barata. Jajaja.

      Me gusta

  5. Una de las cosas que más recuerdo de NYC al igual que tú son los maravillosos desayunos jajaja nunca he vuelto a comer un panini tan rico como en Manhattan. Otra cosa que me llamó la atención y que cuando te leí me hizo click es que en el hemisferio norte (por lo menos en gringolandia) es muy raro que nos quememos “a lo jaiba”. En Chile temo del sol porque quedo como tómate mal y luego se me sale y es como cambiar la piel completa, en cambio aquí estoy siempre “tostadita gold”. Yo asumo que es la capa de ozono que es mas gruesa por este lado.

    Yo también en los viajes me reservo para tener una o dos comidas con mantel y vino porque o sino el presupuesto no da. Hace poco hice un viaje y de antemano busque lugares para comer (almuerzo y cena porque el desayuno era en el hostal) que fueran bajo 10 dolares y el resultado fue asombroso. Entre la página Yelp y los carteles gringos que ponen afuera con los precios fue una maravilla absoluta.

    Sorry por lo latera. Saludos!

    Me gusta

    1. Yo también asumo que es la capa de Ozono, porque no hay otra explicación. Nunca estuve jaiba y JAMAS había estado dorada, me creía tanto el hoyo. Lo amé.

      AHH, no conozco Yelp!! lo voy a intrusear. Gracias por el dato.

      Nada de lata oh. comente no más que a mi me gusta conversar 😀

      Me gusta

  6. Una vez estuve en Europa en Julio y usábamos la misma técnica para capear el calor, entrar cada pocos metros a la tienda que fuera, lo que sirve en la ciudad, pero no para ver cosas naturales… subir la escalera para llegar al castillo en Heidelberg era un suplicio… y había que cargar agua todo el rato, pero no tanto hasta que se pusiera caliente. Hay que viajar en medias estaciones.
    Yo fui a NY en la época ideal encuentro, que fue a principios de Mayo, o sea primavera. Igual me llovió, pero poco. Volvería mil veces! me falta mucho por ver!!

    Me gusta

  7. cool, estan bonitas las fotos

    . a mi me encantó la ciudad, quedé con mil ganas de volver. también compramos pases en los buses rojos de turistas, eran convenientes e interesantes pensé, aunque sí me subí al metro un par de veces.
    me gustaron los parques harto,y ni siquiera pude ir a todos.

    parece que tuve suerte,cuando fui en mayo estaba agradable, yo andaba en manga corta pero no estaba sofocante todavia.

    hay mucho shopping que hacer, yo no queria hacer tanto pero es divertida la variedad que se encuentra

    Me gusta

    1. Siiii. Hay mucha variedad en un solo barrio entonces no hay que recorrer grandes distancias. Rico en mayo po! Pa la otra no iré en pleno verano.

      No quería volver a Orlando pero van a abrir Diagon Alley asi que obligada a ir algún día.

      Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s