Kilos más y menos…

Esto es como un confesionario, en realidad.

Aunque ustedes me vean toda regiatupenda por la vida, no siempre fui así. No, señor. También he tenido fluctuaciones de peso (grandes, no enormes) que me han hecho variar de talla. La última variación fue el año pasado porque subí 15 kilos. QUINCE. Pero partamos por el principio.

n1112986222_87412_3145

De niña siempre fui flaca y laaaaarga. Si hubiese continuado con ese cuerpo, yo creo que hubiera sido bailarina o modelo, de verdad. Tenía las piernas laaaargas y delgaaaadas, pero llegó la adolescencia y se fue todo a la cresta. Claro, sumado a que dejé de correr/jugar, me senté a ver tele y no me paré más, subí un montón de peso. No era gorda pero tenía unos muslos enormes y un trasero que uff. Usaba pantalones talla 44 y me quedaban apretadísimos.

Nunca tuve incentivo para bajar de peso, no hacía dieta, me daba lo mismo la celulitis, la guata, el sedentarismo (adolescente po! Pava!), pero por gracia de diosito que es grande, me arreglé sola. Lo juro. Como a los 19-20 años, me quedé sin traste y los muslos adelgazaron un poquito. Bajé a talla 42, suelta. Ahí me quedé harto rato. Toda la Universidad, diría yo.

Aquí vienen lo que yo llamo “los años negros” en que la cesantía mermó mi cuerpo y mi mente. Por un tratamiento anti-ataques-de-pánico, bajé 5 kilos en una semana y me costó años poder recuperar el peso. Llegué a los 50 kilos de un paraguazo y me gustó sentirme flaca, que se me vieran las clavículas, pero no me veía saludable

005
28 de febrero de 2010. El Nonó detras mío, post-terremoto y entre-replicas.

Cuando encontré trabajo todo fue mejorando y subí un par de kilos. Me quedé en los 54-55 harto tiempo y me veía más saludable, aunque igual se me notaban los huesos en las caderas y en otras partes. Me sentía mejor también, tenía trabajo! Ese peso y talla (entre 40 y 42) me duró por años y ahí fue cuando descubrí las compras por Internet y me llené de vestidos porque como ya conocía mi cuerpo, me medí y podía comprar mientras tuviera cómo pagar. Fue genial.

Todo cambió hace como dos años. Me rompieron el corazón, se murieron mis abuelos y la pena, que mueve montañas, me dejó en 46 kilos. Estaba flaca, me veía enferma y más encima, triste. Cuando me subí a la pesa y me di cuenta que estaba a punto de llegar a los 45, me asusté. Me reté y empecé a comer más, a darme gustos, a cuidarme.

barcelona
En Barcelona, con mis amigas Ale y Mireia, en mayo de 2013.

Claro que se me pasó la mano y subí 15 kilos (7 sobre mi meta), jaja. Nunca había pesado tanto en mi vida pero estaba contenta porque volví a sentirme como yo, bien en mi cuerpo, algo más gordito, con pechuga! (lejos lo mejor de subir de peso fue poder llenar el sostén). Cuando -de nuevo- me subí a la pesa (esta vez fue una de verdad, en el doctor) y me dijo “62” ahhhh, me volví a retar porque era mucho para mi! Me sentía pesada, como que llevaba un camión en la espalda baja y no. De ahí mi cambio de actitud frente a la comida y al deporte, como les conté acá.

Con tanto baile entretenido, ya no siento ese camión en mi espalda. Mi guata siempre ha sido mía y creo que nunca la dejaré porque odio los abdominales, pero me siento más liviana. Quiero bajar un par de kilos más, llegar a los 55 que durante tanto tiempo me mantuvieron contenta. Quiero que toda esa ropa que me compré por Internet, me quede buena de nuevo, quiero sentirme liviana y saludable, aunque no se me vean los huesos de las caderas. 😀

Hace un par de meses, encontré esa foto de Barcelona y me dio pena mirarme tan huesuda. Después me miré al espejo en mi casa y me di cuenta de cuánto había cambiado y de los esfuerzos que estoy haciendo para poder estar saludable y, al mismo tiempo, sentirme bien conmigo misma, con este cuerpo que Dios me dio (y mi mami, claro).

Por eso quería compartir con ustedes esto, que es parte de mi, como el blog.

45 comentarios sobre “Kilos más y menos…

  1. Nat, leerte me recordó a una amiga muy querida que hace poco vivió una situación muy crítica y de esa situación ha ido tomando consciencia de su cuerpo… es cuático como los procesos que vivimos se reflejan en nuestro cuerpo… Yo hace dos años la pasé bien mal, tenía al juli guaguita y Lu apenas con 3 no entendía mucho… empecé a estancarme y ahí me sirvió volver a trabajar, empecé a quererme y creo que tu ya esa etapa la estas viviendo ❤ por eso Nat es bacán que tomes la determinación de cuidarte/quererte y que pronto esos vestidos bonitos se luzcan en tu figura 1313.

    Un abrazote y deja esos dulces tan adictivos… yo ahora prefiero abstenerme de esos toffee bañados en chocolate, porque no me detengo apenas pruebo uno… soy una adicta!! (en superación) jajaja.

    Pásalo bien el fds 😀

    Me gusta

    1. El cuerpo refleja todo! De hecho, tengo una amiga que dice que las preocupaciones provocan cáncer, así de drástica. Por eso hay que dejar fluir y no echarse esas cosas encima (en mi caso fue tristeza y pena pero igual).

      Pucha, sipo, volver a trabajar te hace sentir que eres productiva y vales la pena, aunque termines agotadísima.

      Me gusta

        1. Es que ya volví a ser yo. Durante mucho tiempo como que me perdí y ahí se nota, mucho; me costó volver a encontrarme, a saber quién era yo, pero ya sé y mi meta es que jamás se me vuelva a olvidar. 😀

          Gracias, pequeño saltamonte 😀

          Me gusta

  2. En la última foto te ves muy diferente a como eres ahora, mucho. No sólo por el tema de los kilos, es también la mirada, ahí te veías apagada aunque sonrieras.
    Es tan claro que la cuestión mental se refleja físicamente.
    Yo opino igual que tú, hay que moverse para sentirse bien con una misma.

    Me gusta

    1. Tu me conociste justo antes que quedara así de flaca!

      Sí, eso me fijé después. De hecho, un tipo acá en la oficina me dijo -sin saber qué me pasaba- que como que se me había apagado la mirada. Fue heavy que alguien que no me conoce, me dijera algo así.

      Entre la lata y la flojera y taaaantas otras razones, cuesta pasar del “sí, hay que moverse” al moverse de verdad. Yo no sé cómo me convencí, quizás fue el rollo extra!

      Me gusta

  3. Te entiendo mucho, Nat! Aunque nunca he subido mucho de peso, porque me cuesta un mundo, siempre he querido volver a los 54k, que es lo máximo que he pesado. Y también me pasó eso de que perdí varios kilos de una, en mi caso, por una enfermedad que me hizo bajar 5k el año pasado, kilos que no he podido subir aún. Igual he visto cambios en mi cuerpo, lo más heavy es cuando se te notan los huesos de la cadera! O cuando no tienes los brazos tan redonditos y se hace como un hoyo en la parte de las atsilas. Igual ahora estoy en plan de subir, siempre he estado en plan de subir, pero subo 1-2 kilos y de un dia para otro los bajo 😦 La doctora me dijo que es casi una condición biológica y que ‘me alegrara porque a muchas mujeres les gustaría comer tanto como yo y no engordar’, pucha que me dio rabia :/ En fin, me imagino que ya con tu peso actual y todo el ejercicio que estás haciendo todo las curvas que tienes van a quedar apretaditas y, además, te vas a sentir más sana!

    Me gusta

    1. A mi también me decía que tenía suerte porque yo comía pero no subía ni un gramo! pero no me sentía bien, no tenía ganas de nada y eso no es saludable. Cuesta tanto subir de peso cuando una necesita subir! Toda la razón.

      Mi prima me dice que más que flaca, me veo más apretada y yo casi corrí a darle un abrazote porque yay.

      Le gusta a 1 persona

  4. puchaaaaaaaaaaaaa te escribí pero parece que no se guardooooooooo…..decía que oh mai god que estabas flaca y que heavy todo lo que viviste! pero ahora lo bueno es que ya estás viviendo por el buen camino y todo se solucionó……yo siempre estoy tratando de bajar pero en realidad amo tanto la comida q es un plan medio dificil para mí 😦

    Me gusta

    1. Estaba esquelética! Menos mal que me di cuenta y ahora estoy al otro lado, jaja.

      Es tan rica la comida. Yo caché que si mantengo este compromiso de hacer ejercicio (como sea) y comer mejor (sano) en la semana, puedo chanchear el fin de semana. Menos mal que no soy muy de chanchear. Igual, el ejercicio que haces tu es mucho más heavy que el que hago yo así que te puedes dar más gustitos, encuentro 😀

      Me gusta

        1. Ya pueh, en qué topa? Hay tanto blog sobre el tema, no de dieta sino que de comer sanito. Por último, vas donde una nutricionista, que te enseñe a comer. Con la cantidad de ejercicio que haces, yo creo que igual te da harto para comer. Si la cuestión es ordenarse, harta verdura y fruta, menos mal que viene el verano y hay harta fruta, y no comer tonteras.

          Me gusta

  5. Me siento tan identificada con lo que has contado.. Yo he subido y bajado entre diez y quice kilos desde que tenía 14 años, hoy tengo 24 y me quede en los 60 kg aunque me gustaría verme más delgada me propuse que iba a comer bien, darme gustos y hacer ejercicio… Depende las épocas voy de 58 kg a 60 y viceversa pero creo que encontré una estabilidad y aunque me cueste quererme fisicamente no queda más que trabajar cada día para aceptarlo.
    Saludos!!!!!

    Me gusta

  6. Qué bueno que te sientes feliz! Cuánto mides? Nunca entendí la obsesión en Chile con pesar entre 50 y 55 kilos a mí se me hace muy poco a no ser que uno mida menos de 5 pies. Pero bueno lo importante es sentirse cómoda con uno mismo y estar saludable, no demás como dicen por ahí vale callampa.

    Me gusta

  7. Yo como que no me fijo mucho en la balanza, porque a pesar de que nunca he sido gorda, nunca he sido liviana tampoco. No sé de que material son mis huesos jajajaj, o tengo harta masa muscular por el deporte que hice de chica, pero siempre peso más de lo que parezco.
    Tuve mi periodo de zombie luego que naciera el Vic, me embaracé flaca, de hecho subí 10 kg y quedé flaca al par de días, no me hinché tanto ni nada, era apretadita mi guata. Pero dps de eso con la depre, anemia, y estres llegué a pesar 54 lo que para mi es històrico. Me veía sin vida y enferma, horrible, parecía un mono de Tim Burton.
    Ahora peso harto más que eso, estoy más voluptuosa jajaja pero me gusta como me veo, ahora al menos tengo algo de poto, antes no tenía nada. Guata no tengo menos mal, el cuerpo tiene memoria y recuerda que fui adicta a los abdominales en varios períodos.
    Al final si te ves feliz da lo mismo 5 kg más o menos.
    Jjaja yo tb pintaba para ser super alta y a los 14 años me estanqué y me pegué en el metro 63. Soy la más chica de mi familia, son todos gigantes. Mi hermana “chica” mide como 1,78, no sé que me pasó aajajja.

    Le gusta a 1 persona

  8. Cuanto mides? Porque siempre en las fotos te he visto delgada, aunque dices que en un momento subiste 15 kg que me parece increíble porque es lo que yo subí en mi primer embarazo y estaba inmensa jajaja
    Bueno, me alegro que haya pasado esa etapa de pena y delgadez extrema, pero sobre todo de pena…
    Yo uso talla 42, mido 1,70 , y soy la obesa de todas mis amigas, son todas flacas regias así que siempre he sido y seré la más “saludable” del grupo jajajaja como que digo talla 42 y el resto se espanta…en fin…hay gente que prefiere dejar de comer para lucir regia y otras como yo que disfrutamos con la comida, no podría comer sólo cosas ultra sanas, me convertiría en una hueona histérica amargada y terminaría separada jajaja me quedo com mi talla 42 no más, saludos!

    Me gusta

    1. Mido 1.62. Pasé de casi 46 a 62, no de un paraguazo pero no tuve estancamiento, tampoco.

      Ay, envidio tu metro 70!! Ya quisiera yo. Eres regia! Con esas medidas como vas a ser la obesa?

      Oye, sí, mejor disfrutar que andar restringida por la vida. Por eso yo no hago dieta, sólo adecúo lo que como para poder disfrutar igual, jaja.

      Me gusta

  9. yo quiero bajar de peso, me gustaría pesar los 55 que tu quieres, pero después del embarazo subí y bajé varias veces y ha sido un calvario porque me he matado de hambre y no bajo ni un gramo, me dicen que es por el estres, no quiero tanto por vanidad, sino que quiero ser saludable, tener energía, sentirme liviana, porque me duelen las rodillas y espalda, otras personas me han dicho que es porque ya estoy sobre los treinta y me va a costar más bajar, puaj me da mucha lata esta cuestion, soy talla 40 y 42, y lo menos que he pesado ha sido entre 49 y 50 kilos, tuve desordenes alimenticios en la adolescencia asi que todo esto del peso es un tema cuatico pa mi.
    Saludos linda, demás que con lo disciplinada que eres, vas a lograr tu peso ideal.

    Me gusta

    1. Mmm, yo creo que es verdad que cuesta más bajar de peso sobre los 30 (yo tengo 35 y ya no bajo kilo y medio un fin de semana si no almuerzo bien jaja), pero también creo que hacer ejercicio es fundamental. El que sea: correr, bailar, máquinas, nadar. Personalmente, jamás me han funcionado las dietas, eso de andar muerta de hambre no es lo mío, así que opté por mover el esqueleto. Además que necesitaba una inyección de energía, además de bajar un par de kilos, pero lo de la energía me tenía preocupada. El ejercicio también funciona para eso.

      Me tengo que obligar un montón para ser apenitas disciplinada! soy super floja! Pero gracias por tener esa imagen de mi. 😀

      Espero que logres llegar al peso que quieres. Esa talla de ropa, 40-42, sin tener problemas para alimentarse, es bonita. Lo importante es que te sientas bien tu, cómoda. Si eso es lo que quieres, de verdad que espero que lo logres, para que no sufras de tu espalda ni nada.

      Me gusta

  10. aydiosmiosanto, me acuerdo de tu flacura, y se me parte el corazon, ni porota te hacia reir en esa epoca negra, y ni mis mas rudos y odiosos comentarios te podian hacer comer…
    (abrazo)

    me alegra tanto que estes mejor, emocional y corporalmente… me encanta.

    yo estoy en un camino tambien, he pensado harto en la cosa cuerpo,. estoy feliz con lo que tengo pero se que saludable como debe ser sera menos, y quiero encontrar el equilibrio

    Me gusta

    1. Qué terrible, no? Menos mal que eso está leeeeeeejos. Nunca más.

      Creo que el equilibrio es lo más saludable y es difícil encontrar el modo de llegar a eso. Parar alguna gente es mucho ejercicio, para otras es combinación de cosas. Ahí tienes que ser realista y ver qué puedes hacer versus el qué quiero hacer. Pero cuando sepas y lo pongas en práctica ooooh, fluye como dices tu. Puro fluye. Y es bacán. Yo dejé de obligarme a ir a la piscina (aparte que estoy con alergia y no me puedo meter al cloro, jaja), pero me ayudó justo eso a dejar de obligarme. y es bacáaaaaaaan.

      Me gusta

      1. ayayayaaaaayyyy, si, menos mal que quedo alla lejos eso… y que evolucionaste como pokemon, un pokemon bakan

        yo estoy con hartas (2) cosas en la cabeza que me tienen aca toa loca, moviendo el depa, no el depa, sino los muebles, jajajaja, y tratando de gastar energia en algo, lo que sea, jajaja, me vieras, hasta lavo la loza apenas la ocupo, jajajaja

        Me gusta

  11. Esto lo leí en la mañana y me quedo dando vueltas en la cabeza hasta ahora. Es verdad que en esa foto pareces como “sin vida”. Siento tanto que lo hayas pasado mal y que te hayan roto el corazón, que no me quiero ni imaginar lo que fue para ti volver a cuidarte, a quererte y sobre todo, seguir avanzando cuando sentías que nada tenía sentido. Gracias por compartir esto con las que te leemos, y lo mejor de todo es que puedes mirar para atrás y darte cuenta que dejaste a esa Nat atrás. Quiero pensar que pegaste los pedazos de tu corazón con washitape de colores y eso ayudo a mejorar.

    Le gusta a 1 persona

  12. Hola Nat. He estado un poquito desaparecida de los blogs, y ahora viernes en la tarde, recién he podido darme uno minutos para revisar mis blogs queridos, como el tuyo.
    He visto esta entrada y he quedado muy sorprendida, porque tus cuestionamientos también son míos (dentro de mi propia historia personal, obviamente). He pensado mucho en las fluctuaciones de mi peso, quizás precisamente ahora que viene la ropa “más pilucha”, y nuestro cuerpo no se puede esconder bajo un abrigo o un sweater.
    Te quiero agradecer tu sinceridad, porque me ha llegado al corazón, me he sentido acompañada y he comprobado algo que siempre supe, y es que: Sí se puede.
    Si bien peso 53 kilos, mi ideal son 50, pero 50 kilos bien, onda, toda una mamita rica y apretadita rica. No 50 kilos a costa de una dieta exprés, a costa de perder la poca pechuga que tengo, a costa de estar fofa y flácida. Cada cuerpo es una historia y un proceso, nuevamente gracias por compartir esto.
    Un gran abrazo.
    🙂

    Me gusta

    1. Gracias, Cata. Siempre me da tanto gusto leerte (acá y en tu blog), te mando un abrazo.

      Síii, sí se puede. Cuesta pero se puede! Ojalá puedas tener ese cuerpo de mamita rica que quieres! Yo sólo espero no perder toda la pechuga ganada porque me encanta tener algo de pechuga por fin!

      Muak.

      Me gusta

  13. Yo pensaba que siempre habías sido bien flaca, no tanto como en la ultima foto, pero bien flaca. No sabía tampoco que habías subido tanto de peso, pero sí había notado otra cosa, en las últimas fotos te he visto más contenta, hasta más coquetona y ese cambio te queda lindo :). Ahora, que quieras aterrizadamente buscar un peso que te haga sentir mejor lo encuentro bacán.

    Siempre fui muy flaca, a los 16 pesaba como 54 kilos y me gustaba, pero me acuerdo que en cierto momento de mi vida llegué a pesar 68 kilos y tenía el pelo tieso como escoba, me acuerdo y me da pena de mi. Es fuerte cómo el ánimo nos afecta por fuera. Después de eso me metí mucho en el gimnasio (el pololo de la época era preparador físico) y hasta troté por un tiempo, debe haber sido mi mejor época de barbie (56 k), pero me costaba las papas fritas y nadie me quita las papas fritas EN LA VIDA! De ahí he vuelto a subir, estuve en 58-59 por harto tiempo y me sentía bien, pero el año pasado volví a subir y ahora estoy en 63 y me siento pesada, llevo harto rato tratando de bajar, pero como dices tú, ya llegué a una edad donde es re difícil (igual agradezco haber llegado relativamente flaca). Asi es que te agradezco la sinceridad de este post y la inspiración a cambiar eso que no nos gusta, pero de una manera responsable.

    Y me fuí en la volá…

    Me gusta

    1. Oye no sabía que lo del peso te afectaba el pelo también!! Quizás por eso he tenido problemas con el mío, pero se me está arreglando. Mish.

      Yo te apoyo con las papas fritas. Y eso que no como todas las semanas pero si hay cerca, se comen. PUNTO.

      Jajaja.

      Me gusta

  14. Hace un par de años llegué a los 55 también y ahí me quedé. En Canadá subí un montón de peso sin darme cuenta y me asusté al ver que pesaba 60 al volver! Así que al igual que tú intento hacer ejercicio y volver a mi preciado 55 😀 (pero a mí me encanta hacer abdominales!)

    Me gusta

  15. Que linda tu foto de niña!! Respecto al tema del peso es complicado, como tu dices en una de las fotos te ves demasiado agotada y poco saludable nada que ver de como te ves ahora. Que bueno que te animaste a escribir este post porque creo será gran ayuda para muchas personas que lo lean ya que ser delgada no es malo siempre y cuando sea de una forma saludable 🙂

    Me gusta

  16. Alto y bajos… como los odio. Por mi parte sólo me gustan los bajos, y el año pasado me pegué uno de los mejores, pero no me cuidé y subí de nuevo… ahora estoy en ese plan de comer saludable y harto movimiento (no me gusta decir deporte, porque nunca fui deportista) porque me encanta sentirme livianaaa
    Linda historia, y vaya que te ves delgadísima en la foto de Barcelona… Ojalá que alcances tu meta

    Me gusta

  17. y es que mientras tu te cuides y te sientas bien contigo misma, que mas da lo demás. El punto es hacernos felices a nosotras se que requiere esfuerzos y aveces sacrificios pero mientras no sea extremo o llegue a ser algo enfermizo esta bien.
    Lindo conocer tu historia lo importante es que estas bien contigo 🙂

    Le gusta a 1 persona

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s