Lección de Vida #04

Pueden seguir estos posts acá.

No soy la persona más experimentada en el mundo, pero me han pasado cosas en la vida que me han convertido en mejor persona. No sólo porque me siento más a gusto conmigo, que ya es decir harto; sino que también porque he trabajado para llegar hasta aquí, conscientemente.

lecciondevida04

Lección 04: Agradece

A todo. A la vida, a Dios (si crees en Dios), a la Tierra, a tu mamá/papá, a ti mismo.

No sé bien cómo funciona esto pero para mi, el agradecer, es casi un respiro. Me centra, me devuelve a la realidad, hace que me pegue paipazos mentales cuando estoy dando jugo por tonteras y a veces eso es tan necesario.

No soy infalible y tengo días en que todo me sale mal, pero es más una cuestión mental que de realidad, encuentro. Al final del día, siempre hay algo que agradecer y procuro hacerlo, aunque me cueste encontrar ese algo. Pienso, recuerdo mi día, pienso otro poco y cuando lo encuentro, lo digo y agradezco: el almuerzo rico, que alguien me regaló algo, que vi a alguien que andaba desaparecido por ahí, que me reí mucho, que vi un perrito en la calle, que alguien ya no está enfermo, que un amigo recibió una buena noticia…

Me gusta ver el vaso lleno. Trabajo por intentar ver el mundo con un lente bonito. No sé si es ingenuo de mi parte, pero me niego a ver sólo las cosas negativas en el mundo. Cuando pasan cosas atroces, obvio que me afectan y no entiendo tanta maldad, pero de todas las situaciones sale algo bonito, que te hace pensar que hay esperanza en el mundo para seguir adelante.

Después de los atentados en Francia, noticia que me llegó de rebote en una junta con amigas así que no vi nada en vivo hasta como dos días después, vi una noticia en el diario. Era un papá con su hijo que estaban en la Plaza de la Ciudadanía en París, habían ido a dejar flores junto a miles de otros franceses. Un periodista los encontró y le preguntó al niño si tenía miedo y él decía que sí, que se iban a tener que ir; y su papá le dijo “no, Francia es nuestro hogar” y el niño, que debe haber tenido 3-4 años, le decía que cómo se iban a quedar, que había gente mala. Se notaba que tenía miedo y no entendía lo que pasaba, y el papá le decía “estas flores que la gente deja nos protegerán” y al niño le cambia la cara tan increíblemente. Mira las flores, mira a su papá y entiende, entiende que cada flor, cada vela en el lugar, son de parte de personas que no quieren violencia, que no quieren vivir en un mundo donde se mata gente sólo porque no creen en lo mismo que tu. Y el niño le sonríe a su papá porque se siente protegido (yo a esas alturas lloraba como magdalena en la oficina, cabro chico exquisito maravilloso).

Si ese papá puede encontrar ese rayo de luz en una situación trágica, asquerosa, terrible, aterradora… ¿cómo uno no va a poder encontrarle algo bueno a un día mala onda en la oficina? ¿Cómo el ir apretado en el Transantiago va a ser lo que decide si mi vida es un caos o no? Si tengo a alguien enfermo en mi familia, ¿me quedo pegado en que esa persona está mal o intento hacerla sentir mejor como pueda?

Creo que está en nosotros arreglar nuestros días, ver las cosas desde otra perspectiva. Sobre todo si el problema está en nosotros porque es probable que nadie venga a arreglarnos lo que sea que está mal, somos nosotros mismos los encargados de subirnos el ánimo, ponerle color a los días, intentar sentirnos mejor. Si se trata de alguien más, ¿no es una maravilla lograr convertir las lágrimas en sonrisas? Suena súper cursi pero piensen, ¿les ha tocado hacerlo? A mi sí y se siente un calorcito en el corazón increíble, es una sensación maravillosa.

Así que eso, los invito a agradecer, a encontrar algo que agradecer al final de todos los días, como un ejercicio para el alma, para mejorar el metro cuadrado en el que viven. Si no lo hacen ustedes, ¿quién?

47 comentarios sobre “Lección de Vida #04

  1. Hubo un año en que destiné una libreta a eso, encontrar tres cosas lindas que hubieran pasado en el día par agradecerlas y hasta en los peores, en esos donde sale todo mal, siempre encontraba algo. Ahora no lo he hecho de puro floja, pero siempre que anda todo mal al mismo tiempo están las cosas buenas ahí.

    Me gusta

  2. Y se nota que ves el vaso lleno, tu aura expresa felicidad y tranquilidad!
    Me mataste con el video 😦 esa carita de agradecido del peque cuando se da cuenta de que las flores y las velas son para protegerlo… que lindo ser niño!
    Agradecer por las cosas simples, hoy ando agradecida por la vida… desde hace un tiempo vengo en la buena onda de que nos pasan cosas buenas que nosotros interpretamos como malas (bueno igual pasan cosas malas que nunca voy a entender, pero no nos podemos quedar con eso), por el simple hecho de ver el vaso medio vacío, y esa es una característica muy típica de nosotros los chilenos… hay que cambiar eso, y tiene que partir de nosotras mismas!

    Me gusta

    1. Es que ya pasé por esos días oscuros en los que todo estaba mal y a la mala, aprendí que estaba en mí verle el lado bueno a las cosas, nadie lo iba a hacer por mi.

      Exacto! Tenemos que empezar nosotras, quizás así los que nos rodean se contagian.

      Me gusta

  3. Que buen post, al final yo siento que energia llama a energía, si enfrentas las cosas de modo positivo o viendo el vaso medio lleno, lo que se retribuye despues son cosas lindas….
    Agradecer la vida y poder vivirla para seguir aprendiendo

    Me gusta

  4. Nati toda la razón, aprendí a hacerlo en este camino nuevo espiritual que tomé hace ya como dos años, aunque a veces me pierdo y todo lo que he avanzado se desaparece siempre que agradezco me centro, tienes mucha razón.

    Me gusta

  5. Ayy yo también me emocioné con ese niñito del video! era tan exquisito, ahora lloro con todos los videos de cabros chicos… y el papá con una serenidad le explicaba.
    Yo igual las he pasado negras, como todos en la vida, y a pesar de que hay días en que ando insoportaaaaaable y con ganas de pegarle a todos, al final pienso “Lore, SIEMPRE caís pará, qué te quejai” y se me pasa. Pero tampoco me reprimo el pataleo, es necesario para desahogarse.
    Pero la actitud de fondo es la positiva, que es lo que importa.
    Ya sabes que tengo un tema con la gente damisela en apuros, me ponen de mal humor…pero tb…pienso que no todos somos iguales y me aaarmo de paciencia.

    Me gusta

    1. Es que lloré, ni te cuento. Y estaba en la oficina, menos mal que sola. Me emocioné montones. Con los dos, en realidad.

      Jajaja, ahh, eso. El de qué te quejai deberia ser una institución nacional!! No pa todos, obvio, pero hay tanta gente que se queja pa quejarse no más, me da rabia.

      Me gusta

          1. A ver, imagínate que hay un lolo que anda detrás tuyo, te invita a salir, que se yo, pero a ti te cae bien nomás, no te gusta, así que eres buena onda con él. Pero el mundo te hace sentir como que le debes algo por eso, y na que ver po. Después cuando tú le dices que solo quieres ser su amiga eres “mala”, “perra”. No po, no le debes nada, si él se pasó rollos problema de él.
            Me fui por las tremendas ramas y ni recuerdo porqué, jajajaj.

            Me gusta

  6. Que lindas tus palabras y tienen tanta razón. A veces uno abre facebook y todo el mundo se queja que la pega, que es lunes, que les duele la pestaña y de pronto no piensan que hay cientos de personas que se están quedando sin pega todos los días. Al final cuando empiezas a ser feliz con las cosas pequeñas es cuando de verdad aprendes a apreciar lo grande.
    Repito que hermoso tu post de hoy 🙂

    Me gusta

  7. Igual que la Ale tuve una libretita donde escribía cosas por las que estaba agradecida, pero luego dejé de hacerlo, se me olvidó. Pero tienes toda la razón, siempre hay tenemos que estar agradecidos, y a me quita un peso de encima decir gracias c:

    Me gusta

  8. Me encantó tu post, estos son días en que necesitaba leer cosas así, positivas y lindas que alegren mi vida y recordar lo que somos como seres humanos!
    Agradecer debería ser como el gracias o el permiso de cada día, por que hay que agradecer hasta por que despertamos en las mañanas y con pucha que cambia la vida!
    Me dio penita eso del niñito de Francia, recuerdo que estábamos en la junta cuando la Mary nos anuncia el atentado y como que le bajamos el perfil, pero claro yo también después de dos días caché lo que estaba pasando. Linda historia la que cuenta el papá y linda reflexión para la vida

    Me gusta

  9. Ya po, yo también terminé llorando por el niñito y por la vida misma xD! Y fue rico y liberador 🙂 Es rico leer cosas positivas, que sean tan sinceras y simples 🙂

    La verdad es que mi mamá siempre me inculcó dar gracias desde super super chica y con los años se ha hecho un habito super enriquecedor. Siento que siempre hay que hacerlo, aún en las peores situaciones, aunque cueste. Todas las noches hago una lista mental de cosas por las que estar agradecida y de otras que me gustaría hacer para dar gracias, como donar alimento para los animales abandonados o sonreírle al conserje (acá son todo muy poco deferentes con ellos y son re buena onda), siempre hay algo que se puede hacer como retribución a la vida.
    A pesar que lo hago a diario, cuando empecé con la nueva agenda, dejé un espacio cada domingo para elegir una cosa grande por la que dar gracias, como que mi Poilu tiene buenos sentimientos, mis papás estén con salud, tener mis medicamentos o que con Poilu no vivamos en una zona de guerra, pero sentía que era muy poco. Así que estoy comenzando un “Gratitude Journal” en mi libreta tipo Midori. Pucha, odio el nombre, porque me recuerda los libros de autoayuda y, bueno, en libros hay unos que me cargan Y los de autoayuda (sorry, es que los odio), por lo que le estoy buscando un nombre “alterno” que no suene a Paulo Coelho o a Rhonda Byrne (sorry nuevamente si a alguien le gustan). Bueno, hay varias formas de llevarlo (diaria o semanalmente, anotando sólo una frase o explayándote más etc.) pero yo escogí anotar 3 cosas semanalmente y contar un poco por qué las agradesco, meditándolas bien. La gracia es que no siempre sean las mismas, hay que buscar cosas por las que nunca das gracias y enfocarse más en las personas que en las cosas, o sea, no es que no agradezcas que te hayan hecho un regalo lindo, sino que trates de que agradecer el regalo por la persona y no por el regalo en si. A mi igual me incomodaba no anotar las cosas obvias por las que dar gracias, así que lo solucioné anotándolas en la primera hoja y en mi mente eso significa que doy gracias siempre por ellas. Si, soy super enrollada, es lo que hay no más xD!. De verdad hacer estas cosas ayudan mucho, no solo a ti sino también a otros, ya que de paso te das cuentas como puedes contribuir a la vida de los que te rodean. Quiero hacer un post sobre esto más adelante, cuando lleve más tiempo con el “cuadernito de agradecimiento”.
    Pucha, ya salió eterno el comentario 😦

    Besotototes ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. Me encantó!! Me encantó la idea y el journal y eso de no agradecer siempre lo mismo. Yo ni siquiera lo intento, creo que será el próximo ejercicio, porque agradezco por todo lo que se me ocurre y no estoy pendiente si lo repetí, a veces me alaaaaaaaaargo y me quedo dormida jaja.

      Quedo al pendiente de ese post entonces, me interesó mucho, suena maravilloso 😀

      Muak!

      Le gusta a 1 persona

  10. Que bonito lo que escribes, se nota que lo sientes de corazón. En lo personal siempre he luchado contra mi pesimismo, y a veces me rindo tanto y digo: “filo, soy así y basta” pero es verdad, me he rodeado de gente positiva y te pone a pensar lo mucho que afectas tú como individuo y como la demás gente te enseña con el ejemplo. Todos los días trato de ser más optimista (o al menos realista) pero me cuesta demasiado. Siento tienes toda la razón, es agotante pensar en todo lo malo y es peor porque realmente no hay nada que hacer. Hay que cambiar el enfoque y de pasaditas cambiar la vida 🙂

    Le gusta a 1 persona

  11. Tan de acuerdo con todo. Aprendí a agradecer después de haber tocado fondo en un momento bastante largo de mi vida, me obligué a ver el vaso medio lleno y a darle vuelta a las cosas malas hasta sacarle lo positivo o el aprendizaje. Soy de las personas que creen que uno vino a este mundo a aprender a ser feliz, a conocerse y a aprender para evolucionar y según mis creencias, absolutamente todo lo que te pasa en la vida (circunstancias, pérdidas, logros, fracasos) ocurren porque de eso tienes algo que aprender, algo que mejorar. Suena muy de libro de autoayuda y lamentablemente estas palabras están tan manoseadas que parecen sacadas de un libro, pero si te pones a pensar en el significado de las cosas que te han pasado y en cómo te han influenciado tienen absoluto sentido. Lamentablemente tengo algo que mejorar y es que soy un poco influenciable por mi entorno :/ si estoy con personas negativas o tirapabajo me contagio, me cuesta mantener una actitud optimista cuando a mi alrededor hay pura mierdi. Bueno me imagino que a cualquiera le cuesta, pero hay que tratar de no dejar que tu entorno decida por ti y en eso estoy.
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s