Leccion de Vida #09

Otra lección que he aprendido con el tiempo.

Las lecciones anteriores están acá.

No soy la persona más experimentada en el mundo, pero me han pasado cosas en la vida que me han convertido en mejor persona. No sólo porque me siento más a gusto conmigo, que ya es decir harto; sino que también porque he trabajado para llegar hasta aquí, conscientemente.

 

leccion10

 

Sólo porque no te pasa a ti, no significa que no sea importante.

 

Este tema es muy amplio y ya he hablado antes aquí sobre la importancia de tener empatía, pero quiero escribir sobre otro aspecto de esto que me parece igual de crucial para tener en cuenta. Es algo que he notado mucho en el último tiempo así que lo veo, una y otra vez, y me molesta harto.

Me sorprende la capacidad instantánea de desestimar lo que le pasa al otro. Lo veo en los comentarios en los diarios (ya sé que prometí no leerlos más pero recaigo) y en plataformas como Facebook. No importa el tema de la nota, siempre hay comentarios súper mala onda, atacando el tema o a la persona en cuestión, y ese es otro problema para otro post así que voy al que nos compete acá.

Conocí la historia de una señorita que trabaja en un lugar X y estaba siendo acosada por un compañero de trabajo, bastante mayor. Sus jefes, los dos hombres, desestimaron la seriedad del asunto y cuando ella lo denunció, simplemente cambiaron al tipo de puesto, cinco metros más allá. El acoso siguió hasta que la chica se enfermó, otra persona empezó a intervenir y a hablar abiertamente del tema, haciendo que los jefes volvieran a escuchar del asunto y ahí recién escucharon el caso completo y tomaron la decisión de despedir al tipo.

La persona que intervino se preguntaba todo el tiempo “¿qué estaban esperando los jefes para actuar?” porque era obvio que la chica estaba mal con el tema. La conclusión fue que la desestimación fue porque ellos nunca han experimentado un acoso de ese tipo, no entienden lo que significa ser mujer en un lugar donde trabajan muchos hombres y que uno de ellos se pase de la raya y no te deje tranquila.

¿A cuántas de ustedes les ha pasado? ¿Cuántas veces las han tratado de ‘exageradas’ porque les gritan algo en la calle, porque las aprietan en el metro, porque las molestan en el trabajo y ustedes levantan la voz? Y aquí repito “sólo porque no te pasa a ti no significa que no sea importante” o grave o serio o digno de investigación.

Me recordó algo que me pasó a mi y que me tuvo marcando ocupado por años. Tuve una experiencia extraña cuando me tuve que quedar con un conocido de mi familia en el extranjero. Yo no lo conocía y él me ponía muy incómoda en los pocos ratos que estaba con él, así que yo salía todo el día (para no verlo) y hasta regresé antes a Chile por eso. Cuando volví a mi casa, le conté esto a mi familia y de cómo una noche lo vi mirándome dormir. Un familiar me dijo “Ya pero ¿y, qué tiene que te mire dormir?” y a mi como que se me paró el corazón porque nunca pensé que me iban a cuestionar que me sintiera incómoda.

Me cuestioné mucho, pensé que había exagerado con regresar antes, pero con el tiempo seguí sin encontrarle una justificación para que el tipo me mirara dormir. Al final arranqué y entendí que mi familiar no entendía la gravedad porque nunca había pasado por algo así, nunca había sentido vulnerabilidad ni miedo porque es hombre y vivimos en un mundo machista donde a una le enseñan que no debe provocar ni usar falda corta porque quién sabe qué te puede pasar. Nos criamos con susto, nosotras; ellos, no.

Esto no es un ataque a los hombres, quiero aclarar, porque el comentario pudo venir de una mujer y la historia sería la misma. Sólo me ha llamado la atención esto de que las sensibilidades son diferentes de acuerdo a nuestro género, el lugar donde vivimos, hasta nuestro pasado, y por lo mismo, no podemos desestimar lo que el otro sufre sólo porque nosotros no lo hemos vivido. Yo lo aprendí a la mala, pero aprendí y por lo mismo, ya no lo hago. Intento entender al otro, siempre, antes de emitir juicio, entonces me sorprende y me molesta cuando se desestima el dolor y la incomodidad del otro.

Eso quería decir. Gracias por leer.

20 comentarios sobre “Leccion de Vida #09

  1. Lo siento pero para mí que alguien te mire dormir es raro, no tiene nada de normal ni justificable, menos tratándose de un hombre.
    No todos, pero yo creo que la mayoría del género masculino toma a la ligera estas cosas porque nunca les han pasado, no saben lo que es sentirse frágiles o lo que es peor, se van por el lado de “deberías sentirte halagada”, no hay nada que odie más que esa cuestión. Debería haber un cambio completo de roles por algo así por un mes para que de verdad entendieran. Igual no son todos, yo conozco a varios mega sensibles y que sé que harían escándalo si escuchan una historia así como la tuya, pero falta harto para que todos los entiendan.

    Me gusta

    1. CIERTO?? Yo ahí paré la antena porque qué onda el gallo mirándome dormir? Al otro día partí al aeropuerto a cambiar mi pasaje.

      Exacto. O si no te tiran como talla el “a eeeella po”. Lo peor de todo es que quizás se sentirían halagados si una mujer los acosa, no cachan lo que es tener miedo.

      Absolutamente. Gracias a dios yo estoy rodeada de hombres buenos y que les enseñan bien a sus hijos (hombres y mujeres), hay esperanza,eso pienso jaja

      Me gusta

  2. Es cierto la poca y nada empatía de los que te rodean acerca de estos temas y claro básicamente es porque no lo han vivido y siempre piensan que uno le pone mucho o que se está pasando rollo, que penca. Y es (según mi opinión) porque siempre nos han enseñado que el hombre tiene la razón (porque es EL jefe) y la mujer es la provocativa, culturalmente hablando… Pero ese pensamiento igual es entero de retrógrado y creo que han cambiado harto las cosas de un tiempo a esta parte en nuestro mundo! tenemos que tomar las riendas y cambiar ese paradigma
    Que miedo lo que te pasó, afortunadamente saliste a tiempo y no pasó a mayores, que freak la situación de tu pariente que hizo la vista gorda… :/

    Me gusta

    1. Cierto. A mi me llama la atención que en el caso de la señorita que nombré, ningún hombre dijo “ella lo está provocando” porque ni siquiera entraba en la ecuación pero igual no hicieron nada para parar el asunto hasta que la otra persona dejó la cagá (la otra persona es mi mamá y la amé tanto cuando me contó, TANTO).

      Es que yo encuentro que no importa de qué sexo sea el acusado o el acusador, hay que revisar esas cosas sí o sí. Si son mentira, pucha, esa persona pierde credibilidad para siempre, pero si no es mentira, ya el sentirse apoyad@ es harto!

      Me gusta

  3. Que terrible lo que cuentas, yo he pasado dos veces por situaciones así, lamentablemente una fue con un familiar y no sabía que hacer, se lo conté a una prima y a pesar de que para ella fue una sorpresa y algo casi increíble, se convirtió en mi salvavidas, no me dejó sola nunca y se lo agradezco en el alma.

    Eso del acoso en el trabajo se da de tantas formas y en las pegas predominantemente masculinas es mucho peor. Una vez almorzando con todo el equipo un jefe (que se enteró de que había estado en el ejército) haciéndose el chistoso me dice “Así que usted es oficialmente camboyana”, el ambiente en la mesa cambió al tiro y yo le respondí que no, que no había nacido en Camboya y que tampoco nunca había pedido la nacionalidad. Hasta ahí le llegó la risita y como “disculpándose” me dice que era un chiste, que me lo tome con humor. Lamentablemente no tenía nada de gracioso y se lo volví a dejar en claro. Ahora que han pasado como 5 años de esa cuestión le digo a Pablo (que también estaba ese día) si encontraba muy exagerada mi reacción, y me dice “un poco”, ahí me dieron los monos, me costó un mundo hacerlo entender de que no porque “él con todos era así” yo tenía que aguantarle huevadas y no porque “lo dijo sin animo de ofender” había que celebrarle cada idiotez porque era el jefe. Menos mal que entendió que hay una diferencia grande entre bromear y tratar de agredir solapadamente a alguien solo porque es mujer.

    Me gusta

    1. Linda tu prima! Yo también la quiero.

      Exacto. EXACTO. Aparte que disfrazan todo de broma. Hay bromas y bromas, y hay lugares y personas con las que puedes bromear así. Yo tampoco lo permito y tb trabajo en un lugar donde la mayoría son hombres. Es una lata porque tienes que pararles el carro altiro o si no siguen y siguen y es incómodo, es desagradable (el viernes me tocó pararle el carro a un jefe, care’raja, porque empezó a garabatear frente a mi. Me dio susto después pero el tipo ni se enojó, cachó que se desubicó y listo, borrón y cuenta nueva. No hemos hablado del tema pero todo como si nada. prefiero eso a que se enoje).

      Le gusta a 1 persona

  4. totalmente de acuerdo. Eso de que “te vean dormir” podrá sonar exagerado, pero estando sola, en un lugar desconocido, con un hombre que tampoco conoces y “te mira dormir”…lo primero que se le viene a la cabeza a una es que la quieren violar, porque como dices, crecemos con miedo y la realidad es que sí estamos más expuestas. Los hombres jamás entenderán eso, porque hasta si los acosan debe ser diferente para ellos (a menos que sea algo extremo), la mayoría se lo tomaría a la talla, quizás lo comentaría entre sus amigos zorrones como que tiene una fan. Nosotras finalmente somos más intuitivas porque necesitamos desarrollar esa capacidad para protegernos. Siento que también sueno un poco a “anti hombres” pero no, sino que en serio es una realidad, estamos mucho más expuestas y vulnerables, por más que cada vez tengamos más carácter, personalidad y sepamos poner límites y mandar a la chucha cuando estamos incómodas. Yo creo que lo único que nos queda para cambiar este paradigma es que de aquí para adelante, eduquemos a nuestros hijos, hombres y mujeres, a tratarse como iguales y con respeto….a veces de las mismas mujeres una escucha “claro, pero si estaba curá, a eso iba”, “pero si se viste como maraca”, “ay, si le gusta poco” y así infinito…el lenguaje crea realidades. En fin, me entusiasmé con el tema, es que me interesa jajaa…menos mal que lo que te pasó fue solo “una incomodidad” y no pasó a mayores, pero creo que hiciste bien con devolverte antes si tu intuición así te lo advirtió, escuchar nuestras corazonadas es la mejor protección! y un wate pa tu familiar xD!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, Vale! Estoy de acuerdo con todo lo que dijiste, por dios que es importante el lenguaje que usamos, con nosotras y los demás. También había tocado ese tema antes y me lo recordaste, así que síiii.

      Pucha que odio a las mujeres que justifican que a una mujer le pase algo malo. Son lo peor.

      Le gusta a 1 persona

  5. Ay, tantas cosas que se me vienen a la cabeza cuando leo/escucho de estos temas. El primero es la falta de empatía real, no esa de: “si a mi me pasara, yo haría esto” porque de verdad eso no es ponerte en los zapatos de otr@.
    Lo segundo es que la única forma en que un hombre sienta algo parecido al miedo como el que sentimos las mujeres es que les toque un hombre acosándolos y mucho más grande (en términos de tamaño y no de edad) y con poder, sólo así tal vez lograrían vislumbrar lo que una siente en la calle. O sea, mi pareja sale a trotar a las 12 de la noche y no siente miedo porque incluso si le intentaran robar, no tienen nada que llevarse, mientras que yo simplemente tuve que dejar de hacerlo en las noches porque ha habido casos de violaciones en ese sector y na po’, soné no más y es parte de la vida misma, WTF.
    Y odio a las mujeres por eso mismo, siento que de verdad no sé si es de odiosas, mala onda o qué pero he visto que sus comentarios siempre son los más lapidarios y en serio que me dan ganas de salirme del género.
    Y hasta Chandler se asustó cuando el tipo aquel lo miraba dormir, o sea, esa es una señal de alarma aquí y en la quebrada del ají y explica un poco lo que pasa con las familias que avalan con el silencio muchos de los abusos que ocurren al interior de las casas.
    Este tipo de cosas hacen que me duela el corazón y me empecino más en que hay que educar, educar y educar, no queda de otra.

    Me gusta

    1. Tanta razón, Jessica! Yo hasta cuando salgo sola y me las doy de valiente, después tengo que aguantar que me reten porque salí sola y me las di de valiente. No hay cómo ganar. Hasta cuando no quieres tener miedo, te recuerdan que hay que tener miedo. Pucha, qué lata lo de no poder salir cuando quieras :/

      Absolutamente. Yo también las odio. A mi me encanta la solidaridad de género o como se le llame, el ejemplo de tina Fey/Amy Poehler, siempre. Una compite consigo misma, no con las demás mujeres, etc.

      No me acordaba de Chandler!! Pucha. La mayor lata que me da es que yo no supe qué decirle en ese momento, explicarle por qué no estaba bien o por qué me sentía incómoda y nunca se lo pude hacer saber. Lo más peor es que él trabajaba con niños/niñas, y lo querían harto, así que espero haya tenido un poco más de tino con sus alumnos.

      Me gusta

  6. Te entiendo!, en verdad mi crítica va más al momento, al ahora; a ver si me explico bien, creo que cada vez más las personas están menos empaticas con todo, más violentas (no necesariamente de manera física), entonces nada parece importar a no ser que le pase a uno mismo. Y si a alguien le llega a importar no pasa de un “Me enoja” en Facebook. Luego se olvida

    Eso que te mire alguien dormir, es rarisimo. Creo que hiciste lo correcto. Hay que hacerle caso a la intuición no más!. Oye y que heavy lo de esa persona que conociste. A mi me paso algo parecido, no tan grave si. Asi que entiendo.

    Ademas, no es exagerado!, yo le he contestado varias veces a tipos en la calle, porque me tienen aburrida, que se creen!. Como si a uno le gustara. Y estoy segura que todas las mujeres hemos pasado por algo asi y minimizarlo definitivamente no es la solución. Es un cambio cultural.

    Me gusta

  7. Que post más bonito, Nat. Creo que con los años la empatía es una de las cualidades que considero más importantes en una persona… y cada vez me cuesta más encontrarla en otros. La gente va a lo suyo y a los demás que nos den… Muchas veces he oído que comentar temas que nos incomodan en el trabajo (bromas de mal gusto, frases desafortunadas…) solo nos va a traer problemas y que mejor que callemos y aguantemos. Y yo no quiero, leñe 😦

    Sobre lo del familiar que te miraba mientras dormía, por si había dudas de que fuera un tema cultural aquí también nos resultaría incomodísimo. Me alegro que al menos pudieras evitar que pasara más (ni que fuera volviendo a Chile antes de tiempo).

    Me gusta

    1. Yo también lo valoro mucho, en eso coincidimos completamente. Y en lo de no querer aguantarnos. Por qué habría que aguantarse? Uff.

      Gracias por aclarar la duda, yo creo que en un país desarrollado hace rato que ya se habría hablado del tema y la incomodidad porque ay que fue incómodo. Yo me hice la dormida y arranqué apenas pude pero fue terrible tener que lidiar con esa persona.

      Me gusta

  8. Que te mire un hombre durmiendo es demasiado raro he intimidante! Una vez me sentí así con un Profe (sin duda un viejo verde). Mi familia me apoyo tanto que logramos llamar la atención de la Directora quien me trato muchas veces de exagerada, hasta una denuncia de por medio hubo, ahora que lo recuerdo fue bien heavy al tema 😐

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s