Bendita seas entre todas las mujeres

Ando muy de contar experiencias últimamente.

Quiero compartir esto que me pasa así últimamente. Jajaja.

Desde que entré al liceo que mi vida ha estado rodeada de mujeres. Fui a liceo de niñas, así que niñas por todos lados; en la U, mayoría de niñas; en las pegas, rodeada de mujeres, en la vida, también. Proyecto nuevo que empiezo, me tocan puras compañeras y quizás uno o dos hombres. Diplomados, cursos, actividades. Mujeres, mujeres, mujeres. Antes me molestaba un poco, jaja, pero después me acostumbré y ya ni lo cuestionaba porque salieron varias amigas por ahí y gente entretenida en la vida siempre se agradece.

Hasta ahora.

Chan chan chan. Jajaja.

En el baile (para los que no saben, bailo lindy hop) no hay sólo mujeres po, hay harto hombre, de todas las edades. Como el baile me hace muy feliz, la gente que va al baile me hace muy feliz y he hecho un par de amigos maravillosos. Amigos hombres. Y es rarísimo.

Crecí sin papá (mi tíopadrino es como mi papá pero nunca hemos tenido una conversación del alma, nuestra relación no es así), mi hermano nunca me pescó (ahora nos amamos mucho pero no es ni un año aún de amor) y no tuve más figuras paternas con las que familiarizarme. Pinche por aquí, pololo por allá, hace mucho que no me tocaba pasar tanto tiempo o tener una relación de verdad de amistad con un hombre. Debo decir que me ha costado aprender a tratar con ellos? Suena horrible, pero escúchenme.

He metido la pata. En su momento, no supe entender que los hombres que me rodean son super sensibles y he metido la pata. He tenido que pedir disculpas, he tenido que tener conversaciones medio dolorosas e incómodas, pero después todo se arregla y sale el sol. De verdad. Pero con esas conversaciones me he dado cuenta que no sabía cómo lidiar con tener amigos hombres porque no tenía amigos desde quinto básico! No sabía cómo pensaban, cómo lidiaban ellos mismos con la vida, cómo nada, porque siempre intenté no generalizar pero mi visión de la vida era muy femenina, dada sólo por mujeres, entonces eran casi una especie desconocida para mi.

Como que he tenido que aprender qué significa tener amigos, aprender a conversar con ellos, aprender cómo funcionan, aprender por qué son como son y es raro porque vivimos en una sociedad súper machista y masculina, entonces pensarías que sería súper fácil y obvio pero no. No es obvio y con las metidas de pata no ha sido fácil, pero el resultado es muy enriquecedor y me hace amarlos mucho. Me gusta que sean directos, me gustan que sean copuchentos, me gusta que quieran de verdad, me gusta que me digan las cosas cuando las sienten, me gusta que nos gusten las mismas cosas, me gusta que podamos hablar de lo que sea, me gusta que me cuiden y que yo los cuide a ellos, me gusta que sea recíproco el cariño y que aunque no nos veamos tan seguido a veces, sabemos que está ahí, intacto. Me gusta que no necesitemos explicaciones, que todo sea más simple (aunque nos taimamos igual, si la gente es gente).

Siento que he aprendido mucho este último tiempo, sobre ellos y sobre mí, claro. Sigo prefiriendo pensar en la gente como humanos que hacen/sienten cosas a como mujeres/hombres, porque es más bonito y simple, además que creo injusto zamparle siglos de prejuicios a alguien por ser de uno u otro género. Siento que sigo aprendiendo, con cada oportunidad que nos toca estar juntos y conversar, sigo aprendiendo y queriendo. Es bonito.

14 comentarios sobre “Bendita seas entre todas las mujeres

  1. Este último año he andado en un proceso parecido al tuyo y mi previa era más extrema: no me crié ni con papá ni hermano, colegio de puras mujeres, carrera de casi puras mujeres, trabajé diez años en una pega de puras mujeres y ahora estoy sentada en una mesa donde somos dos hombres y dos mujeres, me tocan reuniones donde soy la única mujer, he entablado relaciones con ellos y los encuentro geniales, me perdí de varias cosas buenas por tanto tiempo! Me gusta además porque cada uno me trata de una manera diferente, los escucho bromear, comer dulces con más ganas que yo misma y copuchar, porque pucha que son copuchentos! Lo paso bien.

    Me gusta

    1. De nuevo nos toca proceso parecido, jaja.

      Cierto que son geniales? Y copuchentos oye!! Jajaja. Pero no cahuineros, cosa que me gusta mucho. Al menos no me ha tocado enfrentarme con cahuineros así que bacán. Apañadores también, la mayoría. ❤

      Me gusta

  2. Interesante conocer las cosas desde otras perspectivas.
    Al contrario, yo siempre me llevé mejor con hombres. Incluso pasé por esa etapa de “me cargan las minas”, porque cuando he estado en grupos de puras mujeres de verdad me colapsan rapidito, las diferencias de intereses, el exceso de drama y estrógeno….con cuea puedo conmigo misma así que nope. Dejando de lado la tontera del machismo, obvio, pero la carga emocional femenina en masa me sobrepasa, no puedo.
    Siempre estuve en colegio mixto, soy mucho más cercana a mi papá que ami mamá, más cercana a mi hermano que a mi hermana, hijo hombre (y siempre quise que fuera así), grupos de amigos hombres siempre, y harto trajín romántico-sexual-whatever, lo cual no creo que me haga experta, pero se me da mucho más fácil la relación con ellos. Además le dan menos color a algunas cosas, y pucha que alivio eso.
    Entonces me pasó al revés, en los últimos años recién le he aprendido a tener paciencia a las mujeres, y a defender nuestros derechos y toda la vaina. Pero es cierto eso que dices, al final se van derribando en parte los esterotipos, digo en parte porque sí hay clichés muy ciertos, que por algo son clichés. Y vivir con eso po, nuestras diferencias y similitudes, es lo bonito y lo importante.

    Me gusta

    1. Es raro porque siempre consideré que me llevaba mejor con los hombres, incluso cuando no había tenido a muchos cerca como en 20 años. Por lo mismo que dices tu, me cargan las minas, les tengo poca paciencia.

      Si al final eso es lo importante, ir conociéndonos gracias a los demás. Es bonito.

      Me gusta

  3. Las amistades con hombres son tan bonitas! Yo sí crecí rodeada de hombres pero suelo rodearme más de mujeres pero los pocos amigos hombres que tengo los quiero un montón. Me siento más cómoda hablando de cosas muy personales con ellos, no sé por qué jaja

    Me gusta

  4. Mi mejor amigo es hombre, y tambien me pasa que siempre me he sentido mas comoda con ellos, como que juzgan menos que las mujeres muchas cosas, y es que yo nunca he sido de las minas ultra preocupadas de calzar con la idea de mujer maquillada o a la moda y, lamentablemente, me pasaba que las mujeres que me rodeaban solian hablar casi unicamente de esos temas entonces me aburria. Tengo 26 años y no tengo mejores amigas mujeres, de esas con las que lloras cuando tienes problemas con tu pareja o haces planes para salir a carretear o para ir juntas a comprarte ropa. Y la verdad, no lo necesito. No se si seré un especimen raro pero como que soluciono mis temas de otra forma, si tengo problemas con mi pareja, se lo digo. No se si es por la edad, pero no carreteo, salgo a panoramas principalmente de arte. Y que paja ir con alguien a comprarte ropa, siempre he preferido ir sola. Me pregunto si me estaré perdiendo de algo al no involucrarme con mujeres de mi edad.

    Me gusta

    1. Creo que eso es crucial en esta amistad que te comento ahora, el no juzgar. Me da confianza para seguir compartiendo porque sé que me van a decir la verdad, lo que de verdad piensan, pero no me van a juzgar y es bacán.

      Yo encuentro super saludable que si tienes un problema con tu pareja, lo resuelvas con él. De verdad que sí. Es cortar por lo sano. No sé si no tener amigas mujeres será perderse de algo, al final todos tenemos realidades distintas y carencias diferentes. Si no sientes que te pierdes de algo porque contigo o tu pareja es suficiente, bacán po. Cuando nazca tu guagua quizás sí vas a sentir esa falta, de mujeres con experiencia, pero de más que tienes a alguien que te guíe o te ayude. Siempre hay tiempo para hacer amigos nuevos, aunque sea mucho más difícil hacer amigos en la adultez.

      Le gusta a 1 persona

  5. Buen tema. Creo que nunca tuve amigos hombres. Bah, en el liceo tuve uno que me terminó gustando o capaz que me empezó gustando, no recuerdo el orden o si en ese momento lo tenía claro. Luego en la universidad técnica y la universidad hice conocidos pero no amigos. Tampoco en mi trabajo y eso que trabajé con dos hombres por una década. Algunos especímenes me parecen interesantes intelectualmente y otros físicamente, pero me caen tan mal que ni me planteo tener una amistad con ninguno. Con los que mejor me he llevado son gays y con otro tuvimos “algo” hace muchos años entonces la confianza es un poco más amplia, pero hasta por ahí nomas.
    Mi padre y mi hermano son machistas y mi hermano es un know-it-all infumable, se puede contar con ellos siempre claro, pero no puedo tener conversaciones de nada salvo cine o alguna cosa sin importancia con ninguno de los dos porque somos diametralmente opuestos. Capaz que con mi padre hablo un poco más, pero nada existencial ni parecido.
    Tampoco me quita el sueño nada de lo anterior jajaja.

    Me gusta

  6. Me puse al día con tu blog Nat, me entretiene leer todas las entradas 🙂

    Encontré súper interesante el tema. Con suerte tengo amigas, pero he sido sólo de amigas mujeres. No me gusta generalizar, pero a veces la mayoría predomina en ciertos ambientes. En básica me pasó que recibí bullying por parte de las chicas, mientras que los chicos les daba lo mismo. No tuve amigos, pero sí compañeros que me hablaban igual y me hacían reír mucho (hablaban de anime muy normal, cosa que no podía hacer con las chicas porque me consideraban rara/marimacho/lela). Pero realmente soy tímida con cualquier persona, pero podría decir más con los chicos. En la U tengo más compañeros hombres que mujeres, por lo que he tenido que socializar bastante. Tampoco es que hable mucho con ellos, pero si es más fácil que saquen conversación.

    Yo crecí con mi papá y mi hermano, pero a pesar de ello tampoco se me hizo fácil el socializar hehe (en realidad, no hablo mucho con ellos). Aunque admito que me río mucho con el humor de los hombres por culpa de ellos haha (a veces tienen un humor muy negro y yo me río). En el liceo tuve un mejor amigo (gay) con el cual podía hablar, reírme y me sentí muy cómoda con él, a pesar de tener un humor bastante hiriente a veces hehe.

    Estoy totalmente de acuerdo a lo último que mencionaste. Yo no tengo cercanía con ninguno, pero siempre me ha gustado observar a las personas y tratar de comprenderlas, además de no seguir los prejuicios que tiene cada género (como que la mujer es histérica o los hombres no lloran).

    Espero que estés muy bien, saludos !

    Me gusta

    1. Hola, Teffy!!!! Extraño leerte!! (Me acordé de ti porque me quiero comprar un ukulele y recordé que tienes uno).

      Gracias por compartir tu experiencia, considerando que es tan diferente a la mía. Me encanta que ahora en la U, puedas conversar con más gente en general. La timidez nos gana a veces (a mi el baile me ha hecho mucho bien en ese sentido, y era mi intención), así que de a poquito hay que ir soltándose. 😀

      Un abrazo!

      Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s