Gente de todos los días (V)

Esto empezó hace mucho tiempo.

Vivo en el centro de Santiago y camino hacia mi trabajo todos los días. Me demoro unos diez minutos en llegar. Compartí por primera vez este post en octubre de 2012 y cada cierto tiempo lo actualizo. Tocaba ya.

Lo más nuevo que puedo contar es que a la salida de mi casa se ponen dos carritos de comida, todas las mañanas, por lo tanto, veo a sus dueños todos los días. Uno es un tipo joven que vende jugo de naranja recién exprimido y la otra es una señora venezolana que vende pan listo (marraquetas con palta, hallullas con jamón y queso). A ella le compré una vez, para probar, y es bien rico el pan, debo decir. Además que se pone frente al Starblah con sus sobrevalorados sanguches a dos lucas y ella los vende a 800 pesos. JA.

Después tenemos a don Marco que es un caballero que vive en la calle y duerme en el edificio que está al lado del mío. Creo que le queda esta semana para dormir ahí porque el edificio puso rejas y ya no va a poder usar ese espacio. Me preocupa igual pero siempre encuentran otro lugar donde pernoctar o guardar sus cosas; al menos don Marcos tiene gente que le da comida todos los días, que le da plata para el vinito, no anda tan solo.

Hay harta gente que dejé de ver, asumo que porque se cambiaron de casa o de trabajo entonces ya no tienen que venir al centro. Yo sigo haciendo la misma ruta hacia mi trabajo en la mañana, así que paso por los mismos lugares. Se me repite igual esta pareja que al principio no sabía si eran pololos o no, porque nunca andaban de la mano ni nada, pero que después supe que andaban juntos porque sí andaban de la mano y ahora caché que están casados porque tienen anillo. EL AMORS. Me encanta. Jajaja.

Otra cosa que me encanta cada vez que la veo es que hay un minimarket colombiano en Teatinos que siempre que paso está vacío, como que me da pena que les vaya mal, entonces hace como tres semanas me dio un gustazo tremendo ver que en una movida de marketing genial, se les ocurrió sacar una mesita a la calle donde ofrecen café en grano a luca. GENIO po. La mesa tiene la máquina de café, los vasos y un par de quequitos; así atraen público que después puede comprar algo más en el local mismo. Sólo entran la mesa pero apenitas cuando llueve, he visto al dependiente muy muerto de frío ofreciendo su café. Si yo tomara café en la mañana, le compraría siempre porque amé la idea. Tan simple, tan bonita.

A pesar de que hace meses que no veo al poodle que siempre lleva las llaves de su casa en el hocico (temo que haya partido a mejor vida), sí me topo con un tipo que sale de su edificio en Santo Domingo con dos perritos de esos típicos de edificio, quiero decir Yorkshire pero no estoy segura. Perros chicos. Y los saca a pasear, a que hagan pipí y huelan la vida, son tan lindos. Hay otro tipo que saca a pasear un bulldog francés negro y es precioso! Debo decir que la cantidad de perros ha bajado mucho y me da pena. Mucha.

Según yo, sigo saliendo a la misma hora de siempre pero la cantidad de gente que se me repite es mucha menos que antes, así que supongo que salen a otra hora o simplemente ya no están en el sector. En las tardes me topo con más gente a veces, como el señor viejito que trabaja de basurero y siempre lo veo caminando hacia el Norte a juntarse con el resto de sus compañeros de trabajo.

¿Ustedes tienen gente con la que se topan siempre? ¿Ha cambiado esa gente en el tiempo?

15 comentarios sobre “Gente de todos los días (V)

  1. Me encanta 💗 me gusta eso de observar a la gente y yo tengo algo con los centros de las ciudades, me encantan. Siempre he querido vivir en el centro.
    A mí no me da para esto aún 😦 vivo adentro de la misma universidad así que no tengo eso bacan de tener una ruta diaria y ver cosas interesantes jaja

    Me gusta

    1. Dentro de la Universidad tienes una ruta pues y ves gente que no es amiga, todos los días, camino a clases. A mi me pasaba en Canadá, aunque yo vivía en una residencia estudiantil fuera de la U y tenía que cruzar una carretera y subir un cerro, ahí me encontraba siempre con gente.

      Me gusta

  2. Ay, que bello!!! yo me encuentro con re poca gente, porque salgo en auto everyday. A veces me encuentro con uno que otro vecino, pero paré que mi edificio es más de la onda oficina o freelanceo porque veo que los que salen, lo hacen después que yo o bien ya están en casa cuando regreso XD.

    Me gusta

  3. Me declaro la nieta adoptiva de la avenida, como salgo a la misma hora que las abuelitas, siempre me saludan. También veo siempre a la misma gente paseando perros, a los señores que limpian autos, al conserje del edificio de al frente que es muy amable… Me gusta estar presente y mirar lo que hay a mi alrededor.

    Me dio risa tu comentario de la pareja que no se tomaba de la mano. Nosotros tampoco andamos de la mano muy seguido, igual es como incómodo, sobre todo en verano que sudan las manos…

    Me gusta

  4. Qué entrada más bonita 😥 e invidia que vivas tan cerca de tu trabajo. Yo vivo fuera del centro y trabajo en Miraflores que es a dos horas y algo de mi casa. Últimamente he estado cambiando constantemente de trabajo. Pero en el paradero están los mismos. El kiosko de periódico con un señor muy abuelito. Están los agachaditos dónde venden desayuno. Siempre los mismos señores. La única que no veo es a una abuelits que vendía unas papitas rellenas muy ricas. Siempre le compraba. Seguro sale más de noche :/ y en los buses me cruzo a veces con la misma gente. Siempre vamos aplastados XD

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s