Un día bonito

Después de esto.

Yo culpo a lo maravilloso que fue poder descansar durante cuatro días. Es la única razón que encuentro para que el miércoles haya estado tan feliz. Me reía sola. De verdad que sí. Y me daba cuenta que estaba feliz y más risa me daba y fue un círculo vicioso muy relindo. He hablado ya de varios días feos que he tenido este año, donde todo parece confabularse para que me quiera hacer bolita, entonces pensé que también debía dejar registro de cuando pase lo contrario: y este fue mi día feliz.

Partí el miércoles levantándome temprano porque estaba muy descansada y no me costó nada salir de la cama. Punto para el universo y para mi. Considerando que la semana anterior había sido un parto despegarme de la sábana y entrar a la ducha, uff. Fue rico poder partir el día con energía. Al llegar a la pega y después de revisar mails y cosas fomes, entré a twitter y leí todo lo que no había revisado el fin de semana largo entonces había mucho chiste de fiestas patrias, mucho perrito lindo, mucho video de cosas bonitas. Terminé emocionada hasta las lágrimas con algunas cosas o riéndome hasta llorar. Y aquí hago un paréntesis porque fue difícil no llorar de pena al ver las imágenes del terremoto en México, créanme que siento ese dolor como propio porque llevo hartos terremotos sobre 8 en el cuerpo y pucha que es estresante la situación. :/

Por otra parte, estaba leyendo un libro que DIOSMIO y he estado todo el año como leyendo cosas que no me llegan o no me emocionan entonces estaba tan metida en la historia, que me encantó verme así. Es como ese nervio rico que mi cuerpo nunca computa como rico y pasa al ataque de ansiedad altiro? Bacán que no haya pasado eso, de verdad que disfruté todo, todo el día. Debe ser la primera vez que me pasa, jaja.

Lo que más me sorprendió fue que pude rechazar completamente la mala onda o las cosas tristes ese día. Como que de verdad tenía un escudo y mi cerebro se negó a dejar que penetraran esa felicidad profunda que sentía. Lo bacán es que me resultó porque la felicidad me duró hasta la noche. Fui a clases de Balboa (<3) y me reí mucho, además que mis compañeros se sorprendieron de verme tan contenta y eso los puso contentos a ellos y más círculo vicioso de cosa linda. El Balboa en sí me hace muy feliz, amo bailarlo, y después de un mes sin bailar otra cosa, me quedé un ratito en la noche al lindy y más cosa linda. Regresar a la casa con gente buena onda y amigo del alma, también lindo. TODO LINDO.

De verdad como que temía que me fuera a caer en la calle o que me asaltaran. ¿Por qué el cerebro se empeña en esperar que algo malo pase sólo porque el día está yendo de pelos? Mala onda, cerebro. Igual suspiré de alivio cuando entré a mi edificio, jaja, y al salir del ascensor sana y salva, ya me di por pagada. 😀

Confieso que sólo lloré una vez y fue de mucha mucha emoción porque vi un video de Gong Yoo en Instagram en el que le enviaba un saludo a sus fans en Tailandia y diosmio cómo es tan lindo ese hombre por qué? Y sé que sueno ridícula pero al final ese día fue un poco ridículo, tanta sonrisa, tanta emoción. Bonito.

13 comentarios sobre “Un día bonito

  1. Que bakan leer algo así, te imaginé en las escenas que comentaste y aunque sea sólo leyendo, se contagia igual la buena onda que trasmites detallando tu día lindo. Es cliché el dicho, pero al final creo que de verdad-verdad todo es cosa de actitud, yo me he puesto a prueba en días iluminados y me doy la orden de andar feliz y buena onda y positiva y me ha resultado!! es bkn sobretodo lo que dices sobre el escudo contra la mala onda porque es tal cual. Lamentablemente el cerebro así como puede ser un excelente aliado para andar bien, también puede ser tu peor enemigo cuando se manda solo y pareciera que disfrutara andar con la nube negra o esperando que la weá fune, es difícil controlarlo, pero con paciencia y perseverancia cómo no se va a poder? Espero tengas más días lindos, sobretodo ahora que empezó la PRIMAVERA que sé que al igual que yo amas 🙂
    Buen finde!

    Me gusta

    1. Voy a poner a prueba esto de ponerlo a prueba, porque justo ayer tuve un día que terminó con pena y no pude dormir. Mi cerebro no se callaba, Miri!! Qué terrible. Así que hoy decidí descansar, tomarme todo con calma pero no dejar que la pena me gane.

      Creo que, como dices tu, es perseverancia pero también adoctrinamiento. Debe haber un modo de entrenar el cerebro a escucharte, por la cresta, jaja.

      Siii, primavera!!! Hoy justo estaba hermoso para bailar pero no me puedo las piernas. Ya vendrán otras oportunidades.

      Muak!

      Me gusta

  2. Me alegro que hayas tenido una semana hermosa y descansada. Tienes mucha razón en eso de dejar anotado las cosas bonitas que nos pasan, con lujo de detalles, a los otros días malos hay que ponerles ese timbre que te mostré la otra vez y no acordarse más 😀

    Me gusta

          1. Que lata. El otro día entro una visita a mi pieza a buscar un corrector. Me di cuenta porque yo no estaba en la casa y me llamó por teléfono para preguntarme si tenía, cuando le dije cómo encontrarlo caché que ya estaba en mi escritorio hurgando en mis cosas. No dije nada porque al parecer no toco nada personal, pero igual me dio lata porque ahí tengo todas mis libretas y journals.

            Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s