El ser honesto

A propósito de nada

Conversaba el otro día con un amigo por messenger sobre la honestidad. El tema salió de algo nada que ver (él había pasado -por primera vez- una semana entera con su polola en vacaciones y me contaba que se habían llevado re bien yay) entonces hablamos de lo importante que es ser honesto, no sólo en las relaciones de pareja sino que también en las de amistad.

Él me decía que “¿para qué mentir?” (si algo te molesta o quieres hacer algo, por ejemplo) pero yo le decía que creo que la honestidad va mucho más allá de las mentiras. El ser honesto, el ser sincero, van de la mano y no supe bien explicarlo así que por eso empecé a escribirlo acá, para aclarar mi idea.

Siento, y esto -como dije- para relaciones de pareja o de amistad, que la honestidad es un conjunto de cosas que al final hacen que esa relación funcione. No es sólo no mentir, porque cómo dijo mi amigo “¿para qué?”, sino que también incluye el decir lo que sientes, expresar las cosas malas si las hay, y hacer todo eso con respeto. Respeto, respeto, respeto. Es tan importante, tan sencillo de ejercer, pero tantas relaciones se van al carajo porque falta eso. Sorprende.

Y aquí obviamente me miro el ombligo y me pregunto si soy una persona honesta. Creo que la mayoría del tiempo sí y no puedo decir que lo soy completamente sólo porque hay muchas veces en que me censuro, elijo no decir lo que pienso porque siento que voy a echarle leña al fuego y va a empezar una discusión y prefiero callarme. Supongo que eso pasa cuando la conversación es de política o algo así controversial, pero a veces también lo hago cuando se habla algo en grupo y creo que el tema es para discutir ‘más profundamente’ en privado. Me guardo lo que pienso para esas instancias.

Dejando a un lado eso, sí, soy super honesta. Intento ser honesta. No hago las cosas por obligación, ya no. Si no quiero ir a alguna parte, no voy; si no quiero juntarme con alguien, no voy (y es complicado para mi distinguir eso a cuando me ataca la ansiedad, que me hace cuestionar todas mis decisiones que signifiquen dejar mi casa, pero lo logro). No le extiendo la mano a alguien si no quiero, no le regalo cosas a gente que no quiero, no me preocupo si no quiero. Nunca me han importado las apariencias en ese sentido y entiendo que a veces eso de saludar a gente que no te cae bien hay que hacerlo no más, pero no voy más allá, no les meto conversación, no demuestro interés, simplemente porque no lo hay. Soy honesta conmigo, porque no sé ser de otra forma.

Y ese es otro tema pero con lo mismo, el ser honesta con una. El escucharse, el mirarse, el estar consciente de cómo afectas a los demás (para bien y para mal) que a mi me cuesta un montón y muchas veces meto la pata pero otras me llevo sorpresas hermosas. Creo que ser honesto con uno es fundamental para ser honesto con los demás, el saber lo que uno quiere para saber lo que quiere en otros; quizás incluso el poder distinguir si los demás están siendo honestos con nosotros (que se me es muy difícil y sufro a veces. Harto). Voy aprendiendo, voy conociendo a la gente que me rodea, me voy conociendo yo.

14 comentarios sobre “El ser honesto

  1. Yo he aprendido con el tiempo y después de varios porrazos que aunque suene egoísta, uno está primero que todo y creo que es lo más sano. Si uno se guía por su voz interior que te dice qué quieres y qué no puedes entablar relaciones más reales y al final lo que parecía ser algo negativo (ser egoísta) termina siendo algo bueno para los demás también. En lo personal, ya no me cuestiono si no me hago la simpática con X persona que no me cae bien por ejemplo, para qué meterle conversa si honestamente no me interesa saber de esa persona? no es necesario, o si me invitan a alguna parte y no quiero ir, no voy nomás (si reconozco que invento excusas, más que nada para no hacer sentir mal a la otra persona). Y concuerdo mucho con lo del respeto, pucha que se nota y para mal cuando no lo hay, se jode cualquier relación de pareja, amistad, laboral, etc.

    Me gusta

    1. Como dice RuPaul, si uno no se ama cómo mierda va a amar a alguien más? Con esto es lo mismo.

      Yo de verdad intento no fallar si me he comprometido, entonces no me comprometo con gente/cosas que no quiero o no me tincan, de ahí parto siendo honesta.

      Me gusta

  2. Nos parecemos tanto en algunas cosas.

    Este tema da para mucho y se me vino a la mente algo puntual y es que a veces las personas confunden honestidad con no tener filtro y me choca, porque para qué hacer un comentario que va a hacer sentir mal a alguien, por muy verdad que sea, si no es necesario?

    Lo de ser cordial con alguien que no te agrada también lo entiendo clarito, basta con no simular amistad que no hay. Me acuerdo que hace unos años me mandó invitación de amistad a FB una ex-compañera de curso, nos conocíamos desde 6to básico, teníamos amistades en común, pero nunca nos llevamos bien, no teníamos afinidad no más. Cuando me preguntó por qué no la había aceptado le dije justamente eso, que para qué si nunca fuimos amigas y se enojó XD Me trató de cuática y peleadora hahha.

    Qué bacán que nunca te haya importado aparentar ser siempre amigable y complaciente, a mi me ha costado harto, porque nunca tuve el ejemplo, pero ya no doy mil vueltas para decir que no, sin excusas, solo porque no quiero. Es liberador.

    Me gusta

    1. Absolutamente de acuerdo, creo que he hablado de eso con otra gente y si, la confusión entre honestidad y no tener filtro no debiese existir. Eso no es ser honesto. O es, pero termina demostrando que eres una mierda de persona. Jajaja.

      Jajaja, cuática po. Una vez alguien me dijo ‘agrégame a x red social’ y yo dije No. Fin.

      Es raro porque en general, quiero que todo el mundo me ame (obvio) pero no hago nada para que eso ocurra (obvio tb), entonces no aparento porque no me nace, no puedo ser cínica. Soy amable con la gente pero si alguien me cae mal, no voy más allá, no converso, no pregunto. (Eso de las preguntas es vital pa cachar si alguien me cae bien o mal jaja). Pero sí, es liberador no tener que hacer cosas por obligación. Si una no está en edá ya po.

      Me gusta

  3. A mí me cuesta mucho ser honesta con mis sentimientos, como si alguien hizo algo que me molestó o no me gustó, me cuesta reprocharlo. Aunque al mismo tiempo me cuesta mucho ser falsa; si estoy enojada se nota, si estoy triste se nota, si alguien no me cae se nota.

    Me gusta

    1. Eso de que se note es complicado a veces porque no hay cómo disimular.

      Uy, creo que soy igual. No me gustan las confrontaciones y me cuesta reprochar cosas. Pero si quedé con tristeza, lo más probable es que le cuente a alguien al menos, para salir de ese estado. Si no, puedo dejarlo ir sola y me da muy lo mismo.

      Me gusta

      1. Igual le cuento a alguien más pero hablar con esa persona me cuesta. Antes me costaba mucho dejar ir las cosas pero como que este año he dejado ir mucho y ya no me molesta tanto como antes, jaja.

        Me gusta

  4. Creo que tanto tu post como los comentarios reflejan como me siento respecto a este tema. Hay que ser honesto con uno mismo y con los demás, se vive más ligero, pero no es una tarea fácil. No es fácil no por el hecho de que uno ande poniéndose caretas o mintiéndole a la gente, pero a veces nos educaron tanto con el hecho de ocultar la pena, tristeza, rabia y solo mostrar alegría, que es dificil enfrentarse a eso (al menos en mi caso).
    También creo que estamos en una época en que la gente confunde honestidad con comportarse como un imbécil, porque uno puede decir lo que piensa y siente sin ser tan agresivo ni ofensivo, porque muchas veces los comentarios en la vida real y redes sociales no son para simplemente dar tu opinión, sino que derechamente para agredir a alguien, y eso no me gusta.

    Cariños!

    Me gusta

    1. Me gustan mucho tus dos puntos. En el primero, absolutamente, quizás por eso la gente en general se siente con derecho a decirte que sonrías o a preguntar siempre por qué estás tan seria, etc. No hay que mostrar la rabia, la pena, es mal visto. Reconozco que me pasa, sobre todo con la pena, la dejo salir sólo con alguna gente.

      En el segundo punto, pucha, sí. Eso de agredir por agredir, por querer dar tu opinión y más encima defender todo con “hay que respetar las opiniones de los demás” es un infierno. Y no po, no todas las opiniones son respetables, la gente DEBE entender eso. Y aquí viene mi autocensura de nuevo porque leo tanta cosa en tuiter a veces, me dan unas ganas gigantes de responder (amablemente, por supuesto) pero sé que me van a responder una pachotada y no estoy pa pasar malos ratos. Ahí debato porque siento que DEBO educar, no sé si esa es la palabra en realidad, pero las ganas de evitar el conflicto son siempre más grandes entonces me quedo callada. :/

      Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s