Lección de Vida #12

Hace tiempo que no compartía una lección de vida.

Las lecciones anteriores están acá.

 

 

Mírate.

Me llama la atención la cantidad de gente que comenta en Internet, en la plataforma que sea, dándole consejos u órdenes a otra gente (cómo criar, cómo comportarse, cómo ser) y ahí me pregunto si estas personas predican lo que practican, si ellas actúan del modo en que le exigen al resto actuar. ¿Se miran esas personas? ¿Se escuchan? Me asalta la duda.

Creo que es primordial para cualquier persona el mirarse. No hablo de escudriñar en lo físico (pero si les ayuda, mejor), sino que en el interior. ¿Cómo soy? ¿Por qué siempre reacciono de cierto modo antes las cosas? La gente siempre reacciona mal a lo que digo, ¿por qué? ¿Es hora de cambiar? ¿Seré yo, señor?

Me he hecho esa pregunta demasiadas veces en la vida y creo que es muy sano hacerlo sin sarcasmo. Cuando te pasa algo mala onda, no es malo preguntarse primero si hay responsabilidad propia en eso, creo que es necesario, incluso. A veces leo a tanta gente quejarse por TODO y cuando les preguntas algo como para saber si hay responsabilidad de ellos en el tema Y HAY, pero ni se habían dado cuenta porque se ciegan en la queja y nada más, pucha; te estai ahogando en un diluvio que tu mismo creaste po, amigui. Y si lo creaste, puedes salir de él. Yay. Todo tiene solución.

Mirarse, escucharse, estar consciente de cómo funcionas y por qué son cosas primordiales, que nadie nos enseña que debemos hacer pero que, he aprendido, sirven mucho para tener una mejor actitud frente al mundo y, eventualmente, para tener un mejor pasar. Si dejamos de hacer las cosas que nos meten en problemas, tendremos un mejor pasar. Si dejamos de sumirnos en la queja, también. Además, la gente querrá compartir con nosotros porque nada más desagradable que estar con alguien que se queja todo el día, por todo y sin razón. A mi no me gusta y aunque sea pesada, le hago ver esa queja constante a la persona porque ya, basta. (Resulta que oh, me lo han agradecido así que tan mal no estoy).

Hay una oportunidad aquí, para ti mismo, para uno mismo. Si algo no funciona en tus relaciones personales, por ejemplo, si ya no te invitan a lugares/juntas/loquesea, y te miras y te das cuenta que quizás -no sé- te quejas mucho, eres super negativo, no escuchas a los demás, siempre debes tener la razón en todo, no compartes nada, sólo criticas (y no constructivamente)… son cosas muy cambiables, que puedes ir trabajando para convertirte en una mejor versión de ti. No digo que hay que cambiar para agradarle a los demás, ya escribí sobre eso, sino que hay actitudes desagradables en las que todos caemos y si te das cuenta, estás a tiempo de cambiarla! Eso de “es que yo soy así” es una estupidez, y si quieres quedarte ahí, no te quejes después porque nadie te aguanta. Suena súper fuerte y feo pero así es la vida, no?

No quiero que este post suene a prédica o a superioridad de mi parte, porque tengo muy claro que no soy mejor que nadie más y mi meta es ser mejor que yo misma (gracias, Leslie Knope). Por lo mismo, porque ya he pasado por esto, se los comparto. La Nat de 16 años era terrible: celosa, quejumbrosa, egoísta, taimada. Y cuando mi mejor amiga de la vida me pateó, a esa edad, me di cuenta que el problema era yo, no ella. Yo era desagradable, yo era la que se iba a quedar sola si no cambiaba. Y cambié. De a poco, porque cuesta, no he dicho que es fácil. Pero lo hice. Encontré a nuevas amigas con las que fui desarrollando la personalidad que tengo ahora (y que también ha sufrido cambios en el camino, siempre estoy aprendiendo de la gente que me rodea y de la que me deja), entonces se puede. Cambiar de personalidad, cambiar de actitud, cambiar cómo nos plantamos en el mundo y cómo tratamos al resto.

Suena muy autoreferente pero como es mi blog, no puedo hablarles desde otro punto de vista (después de todo es una lección que yo aprendí). Sólo decirles que si yo pude, con cero inteligencia emocional a los 16, ustedes pueden. Si mi abuela pudo (tuvimos un quiebre heavy cuando ella tenía más de 70 años y ella cambió), ustedes también pueden. Nunca se es muy viejo para mejorar. Sáquense el “es que yo soy así” de la cabeza. Sean la mejor versión de ustedes que puedan y verán cómo el mundo los favorece, en karma.

10 comentarios sobre “Lección de Vida #12

  1. Estoy muy de acuerdo contigo, cuando se vive un quiebre en alguna relación del tipo que sea siempre hay responsabilidad de ambas partes en mayor o menor medida. En lo personal, en lo que va de este año he tenido ya varias pequeñas decepciones de personas queridas, cosas chicas que quizás no tienen importancia pero que a mi me llegan y me hacen replantearme varias cosas, una de ellas es en que pude haber influido yo en la actitud de otros y he sacado algunas cosas en limpio. Por otro lado, cuando uno está consciente que se intentó, que se cambiaron ciertas actitudes o se dejó de ser de cierta manera porque te diste cuenta que esa manera de ser no era un aporte para nadie pero aún así la otra persona se aleja, nada que hacer, lamentablemente hay amistades con fecha de vencimiento y las personas cambian, todos cambiamos en algún punto y a veces los caminos se separan nomás. Por lo menos uno queda tranquilo en que lo que estuvo en tus manos lo hiciste y lo aprendido te servirá para tus otras relaciones o las futuras. Y cambiando el chip le das espacio a gente nueva también.

    Me gusta

  2. Ouh, te encuentro mucha razón. El ver lo que escribo en facebook o las cosas que comparto hace que me de cuenta que proceso estoy viviendo en el momento (hablo de fb, bastante estúpido y primer mundista) yo misma me digo ok, para, sal un poco de este mundo cálmate y deja de odiar TODO, me agrada cuando comparto más frases motivacionales y así no le digo a nadie cómo vivir su vida pero si aporto una frase con sentido al día. La misma reflexión que tú hice para el día de la mujer, ya que me desperté y leí cientos de comentarios criticando al que lo “celebraba de una forma” y que el deber era conmemorar de otra. En fin. Ese día me enojé bastante de cómo tanta gente le pidió a otra que viviera el día de alguna forma (entiendo el contexto de fondo al que se refieren, todo el dolor) pero más me molestó la forma que lo expresaron.

    Me gusta

    1. Bien ahí, es buena forma de darse cuenta en qué estás, viendo lo que posteas. Así me he dado cuenta de mi estado de ánimo y también he notado a la gente que se queja por todo.

      La forma importa un montón. Yo siempre elijo intentar educar a la gente, onda mostrarles otros puntos de vista (de otra gente y míos), no de atacar porque no logras nada con violencia (sobre todo con violencia verbal). También vi hartos posts así ese día pero elegí no pescarlos ni discutir, cada uno conmemora como quiere y si alguien quería celebrar, que lo hiciera, pero que también supiera por qué se estaba llamando a no “celebrar”. De nuevo, educar, hacer que la gente vea más allá de sus narices, que tiene que ver harto con mirarse igual. No vivimos solos, vivimos en sociedad.

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo creo que toda la vida es un tiempo de aprendizaje; si te quedas en “yo soy así” estás condenado a tropezar con las mismas piedras una y otra vez. Pero es difícil mirarse, requiere voluntad, esfuerzo y sobre todo ganas de ser mejor persona.

    Me gusta

  4. Día por medio me dan ganas de mandar a todos al pare de sufrir, y es justo por lo que dices , puras quejas pero ahí se quedan porque es mas cómodo quejarse. Todos tenemos dias malos o sitiaciones en que dan ganas de patear la perra, pero cuando eso se vuelve una constante es re fome para todo el entorno.

    Me gusta

    1. Sipo, si yo que soy volá cuando ya noto que es constante, ahí me da rabia. Y cuando veo que es gente que en realidad no tiene por qué quejarse todo el día, más rabia me da. Creo que escribí esto para que la gente cambie y deje de darme rabia a mi jaja

      Le gusta a 1 persona

  5. Me carga demasiado eso del “es que yo soy así”. Y realmente hay gente que no le importa cambiar, me choca que alguien no sea capaz de ver más allá de su ombligo o no sea capaz de darse cuenta que con sus actitudes puede herir a otros, no entiendo. Nadie es perfecto, pero por muy dificil que a veces sea el ejercicio de mirarse a uno mismo, es super necesario para vivir en armonia en el mundo. Si todos lo hicieramos creo que el mundo sería un lugar más bonito ❤

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s