Fin de Semana de Películas #211

MUCHAS películas!! Y un especial de Netflix.

Irreplaceable You
Abbie (Gugu Mbatha-Raw) y Sam (Michiel Hiusman) se conocen desde que tienen 8 años y siempre han estado juntos. Se aman mucho y por eso, la noticia del cáncer de ella les llega como un golpe fuerte, para el que él no está preparado y ella promete estar.

Netflix a cada rato me mostraba el poster de esta película y como me gusta mucho Gugu Mbatha-Raw, le puse play. Ahí me sorprendí al ver a Michiel Hiusman sin barba, minazo igual, y su Sam es tan adorable! De verdad te hace creer que ama mucho a Abbie y es lindísimo.

No soy muy de ver este tipo de películas donde sabes que se viene la tragedia y esas escenas que te hacen llorar a propósito, no me gustan; pero hice la excepción porque me gusta mucho la pareja protagonista. Y no lloré. Ja. I win.

 

2.22
Dylan es controlador de tráfico aéreo y pasa su tiempo libre buscando patrones en la vida, entre la gente, en el cielo, donde sea. Un día, casi comete un error fatal en su trabajo y, además, comienza a encontrar coincidencias en su día a día, siempre a la misma hora: 2.22.

Después de la película anterior quedé con ganas de ver más a Michiel Hiusman y me acordé que tenía esta película en el computador. Déjenme contarles lo mala que es, jaja. Tiene una premisa muy interesante y no está TAN mal ejecutada, pero pensé que iba por otro lado y eso me sorprendió apenas, claro que la respuesta fue mucho más sosa y bleh de lo que creí. Ese no es el problema con la película, es la protagonista! Teresa Palmer es la versión menos cool de Kristen Stewart (en serio, son iguales!) y no actúa tan bien la chiquilla entonces se manda unas escenas medio cuec que -asumo- con otra actriz, hubiesen terminado harto mejor?

No sé, no me gustó, pero fue hora y media de ver a Michiel con barba y volviéndose loco así que no me quejo.

 

The Remains of the Day
Casi comienza la Segunda Guerra Mundial y en una mansión de Inglaterra se llevan a cabo conversaciones para un armisticio. Los sirvientes hacen su trabajo, en silencio, y un mayordomo guarda en secreto sus sentimientos hacia la nueva ama de casa.

Nunca vi Lo Que Queda del Día pero siempre he sabido de ella porque ganó muchos premios en su época y porque es la segunda película de la misma pareja protagonista, Emma Thompson y Anthony Hopkins. Recuerdo que se le celebró mucho a Hopkins su actuación, toda esa pasión reprimida por el cargo, pero lo encontré medio psicópata porque sigue no pestañeando como cuando fue Hannibal Lecter, un año antes.

De la factoría Ivory, se entiende que la película tenga de eje central el amor: el amor a la patria, el amor a los jefes, el amor al orden, el amor a lo que es correcto y apropiado, y el amor perdido, ese que dejaste ir porque nunca dijiste nada. Es lentísima, por el director y la época, pero si les gustan esos dramas que se toman su tiempo y que muestran hermosamente la época en la que están ambientados, les puede gustar.

 


One Day
Emma y Dex se conocen un 15 de julio y, desde entonces, vemos cómo pasan ese día: juntos, separados, peleados, reconciliados. Son mejores amigos, aunque alguna vez quisieron ser algo más. El destino se encargó de separarlos una vez, quién sabe si vuelve a juntarlos.

Vi One Day después de leer el libro y estuve muy emocionada en su momento con la película porque me gustó mucho el libro. Ahora que la vi de nuevo, después de tantos años, puedo decir que es una muy mediocre película aunque funciona como adaptación. Anne Hathaway pierde su acento a cada rato, a veces es escocés, a veces británico y a veces ni existe; y Jim Sturgess es de verdad muy mal actor, su guapura me tuvo ciega por mucho tiempo.

Todo lo demás en esta película es maravilloso: Edimburgo de mi corazón, la música, los personajes secundarios (Rafe Spall, Romola Garai, Georgia King! Me encantan los tres). Pero claro, hay que soportar a la pareja protagonista. Está en Netflix.

 

Effie Grey
Effie tiene 12 años cuando conoce al hombre que, cuando ella sea más grande, será su esposo. El día de su boda todo es perfecto y ella llega a la casa de la familia de él con muchas ganas de hacerle bien a su marido. Claro que el marido no la toca, no la motiva, no la pesca.

Voy a ser muy sincera con ustedes y les digo que adelanté más de 45 minutos de película porque me tenía hasta los cojones en bostezo. Es leeeeenta y lo siento amiga Dakota, pero actúa maaaaal. No sé si será sólo en esta película, porque no la he visto en otra*, pero no es que sólo tenga una expresión facial, es que su voz tiene solo un tono! UNO! Entonces no puedo lidiar con estas niñas bonitas que en realidad son maniquíes y juran que están actuando. NO PUEDO.

Me había super emocionado al principio porque el marido es Greg Wise (Willoughby en la versión de Sensatez y Sentimientos del 95) y además sale Emma Thompson (ídola), pero no fue suficiente. La adelanté para ver cómo terminaba esta impavidez constante en la pantalla y le achunté po, final fome. Está en Netflix.

*El fin de semana vi The Alienist, así que pude comprobar que tiene sólo una expresión facial. La de la foto.

 

John Mulaney: Kid Gorgeous
El mes pasado vi el otro especial de este comediante gringo, también en Netflix, y me encantó. Me contaron por twitter que el 1 de mayo se estrenaba uno nuevo así que estuve muy al pendiente ese día para poder verlo. Me reí menos que con el especial anterior pero me reí igual. Me gusta mucho este gallo, es entretenido, es claro, habla bien y todo su show se basa en su propia vida: su familia, su fracaso, su pasada como escritor por Saturday Night Live, su señora, su perra Petunia. En esta oportunidad, además, se manda un segmento sobre Trump MUY bueno, de verdad me reí harto (en el anterior contaba cómo de niño conoció a los Clinton y es muy chistoso, también). Se los super recomiendo.

 

 

Memphis Belle
El avión Memphis Belle lleva 24 misiones exitosas en la Segunda Guerra Mundial. Ésta, la número 25, es su última y si regresa a salvo, todos sus tripulantes pueden volver a casa. Están todos emocionados pero también muertos de susto, porque la guerra es la guerra, no revisa si tienes amuletos para la suerte o si te mereces vivir, las balas y las explosiones llegan cuando quieren y en esta misión, la última, la guerra los lleva al epicentro, a Alemania.

Esta película es de 1990 y es la primera película de grande que arrendé en el video club amigo cuando era chica. Recuerdo que me traje ésta y Drácula de Coppola, así que imaginen el fin de semana que tuve. ¿Cómo no me iba a ser adicta al cine después de esto? Por eso siempre va a tener un lugar especial en mi corazón. Además, Memphis Belle es la primera vez que escuché música swing y la amé (shocking!), me repetí cientos de veces la escena de Harry Conick Jr. cantándole Danny Boy a Eric Stoltz. Y me enamoré de Eric Stoltz, obviamente. Y de los colorines. Tanto amor en una sola película.

Ahora que la volví a ver, después de tanto tiempo, me di cuenta de lo bien hecha que está. Imaginen que no la veçia hace más de una década y ahí estuve, con la guata apretada porque SE VA A CAER EL AVIÓN. Y yo sé lo que pasa, pero me dio angustia de verdad y nervios, mucho nervios. Buena, buena, buena. Véanla.

 

También empecé a ver Get a Job, en Netflix, porque me cae bien Anna Kendrik pero no tengo paciencia para ver películas machistas, malas, de club de Toby y con protagonista pelmazo. Así que la paré como en el minuto 10 porque ¿qué necesidad hay en la vida para que una chica le de un discurso completo al protagonista en topless y bailándole encima? El pechuguismo gratuito me molesta, así que no. Basta.

2 comentarios sobre “Fin de Semana de Películas #211

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s