Días no tan bonitos

El fin de semana del terror.

Si hace apenas unos días les contaba sobre lo bonito que había sido el fin de semana pasado, este post es lo opuesto. Aunque no hubo grandes tragedias, terminó conmigo en urgencias por deshidratación. Mal.

Llevaba una semana sin energía ni ganas de nada, saliendo de un resfrío horrendo con el que fui a trabajar todos los días. Cuando empecé a sentir síntomas similares de nuevo, decidí ir al doctor porque ya está bueno ya. La doctora me dio licencia médica por tres días, con remedios y órdenes para hacerme exámenes, porque debo descartar que lo que sigue provocándome resfrío sea una rinitis alérgica o una sinusitis.

Al terminar la licencia, fui a hacerme el examen. Estuve dos horas y media esperando que me atendieran y cuando pregunté cuánto más faltaba para mi turno, porque entraba gente que había llegado después que yo y ya tenía hambre y estaba aburrida de esperar, la encargada me dice que no sabe porque hay dos personas antes que yo (eh, what? No, toda la gente que llegó conmigo ya se fue), pero que va a preguntar. Le pregunto de nuevo, 20 minutos después y me dice que mínimo media hora porque va entrando un caballero a un scanner con contraste y eso se demora. Me dio tanta rabia que pedí que me devolvieran la plata del bono y me fui, jurando dejar un reclamo y no atenderme nunca más en ese centro, obviamente.

Terminé el día agotada. Entre la rabia de la mañana y que toda la situación me provocó un cuadro de ansiedad grande, no sentía energía para nada, pero me inventé ganas para ir a la fiesta de aniversario de la escuela donde voy a bailar lindy hop. La Ale me peinó bien bonita y partí. Bailé harto. Quizás demasiado considerando que había estado varios días en cama. Pero eso no fue el problema. El problema fue que -estúpidamente- olvidé llevar mi botella con agua y en el lugar de la fiesta sólo había cerveza (yo no tomo cerveza), así que no tomé agua. MAL. Un uno para mi.

Como no tomé agua, desperté con un dolor de cabeza enorme, que me provocó vómito. Devolví todo, hasta el té que intenté tomar en la mañana. Necesitaba hidratarme y no podía tomar ni agua. Me asusté. Así que terminé en urgencia para que me pusieran suero. Al doctor le pareció que no era tan ligero eso de que me doliera tanto la cabeza y me mandó de vuelta a mi casa con reposo absoluto y observación, por si seguían las cefaleas. 😦

Así que les escribo desde mi casa, donde pasé con dolor toda la mañana. Me costó volver a sentirme mejor y recién a mediodía dejó de dolerme la cabeza. Estuve todo el día sin mirar el computador ni ninguna pantalla porque me dolía la vista, así que por lo menos aproveché para leer y escuchar podcasts que tenía pendientes.

Hace unos días les hablaba del fin de semana hermoso y de cómo obviamente algo malo iba a pasar después porque siempre que celebro algo, pasa algo opuesto. La embarré y tomo toda la responsabilidad, estoy consciente de eso, y aprendí que siempre debo hidratarme después de hacer actividad física, no se me va a olvidar NUNCA.

Gracias a quienes me enviaron saludos o abrazos virtuales y ánimo por Instagram y WhatsApp. No los contesté todos pero los leí todos y me hicieron muy bien, de verdad. Muchas gracias. ❤

8 comentarios sobre “Días no tan bonitos

  1. Chuta Nat, lo único que se me viene a la cabeza es que tu cuerpo te está pidiendo a gritos que bajes un cambio quizás? No sé, creo que el cuerpo es sabio y que si te mandó a la cama dos veces seguidas (o más) es porque debes descansar (y sin culpa) Espero vaya todo mejor, un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Pensaba algo similar. La pila se me suele acabar por agosto pero nunca me había pasado así, de mandarme a la cama. No soy de dormir mucho y he dormido harto, quizás eso necesitaba, descansar la mente también. Como que he aprovechado de escribir, leer, pero no de ver cosas por ver cosas. No sé.

      Gracias, Miri, nos vemos mañana!!

      Me gusta

  2. Ohhhhhhh que heavy… yo me había quedado solo con lo del suero y la deshidratación. No sabía la segunda parte, del reposo al que te mandó el doctor.
    Puchi, ánimo… no se me ocurre con que ayudarte (solo se de numerología y tarot egipcio)

    Me gusta

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s