Fin de Semana de Películas #128

Una a la que le tenía muchas ganas y una coreana que me sorprendió.

Por fin me senté a ver películas. Me cuesta. Me aburro muy rápido y me distraigo, dejo de poner atención y al final ni las termino. Por eso dejé de ver tantas películas y lo encuentro raro igual. A estas alturas en cualquier otro año de mi vida ya tendría 40 películas vistas y voy en 10. Oops.

Where Hands Touch
Segunda Guerra Mundial en Alemania y una chica de madre alemana y padre africano vive la discriminación y el peligro de ser mulata en ese momento de la historia. Así conoce a un joven oficial de la SS, de quien se enamora.

Le tenía el ojo puesto a esta película desde que anunciaron el casting porque hace mucho tiempo, jugando a elegir actores para la versión cine de un libro, elegí justo a los dos protagonistas de pareja. George MacKay siempre ha sido y será mi Ron Weasley y por eso veo todas sus películas; a Amandla Sandberg la he visto en dos cosas y también me ha gustado.

Digo eso para que vean que entré a la película con ganas de no odiarla pero fue difícil, primero que todo porque cuesta (y no quiero) humanizar a los nazis. Acá te explican a través del hermano de la protagonista, un niño de 10 años, que todos estaban obligados a ser parte de la SS y todos querían sobrevivir. Así te presentan al protagonista, que obviamente no quiere matar gente, que no está de acuerdo con el sistema y paga por eso. Pero sigue siendo nazi, sigue estando del lado de los malos al final, entonces no pude quererlo.

Confieso que tuvo mucho que ver en el ánimo que tuve al ver la película el que conversé sobre ella, antes de su estreno, con una amiga judía que estaba furiosa porque iban a humanizar al soldado en cuestión. Sentí su dolor y su rabia, algo a lo que jamás había estado expuesta antes, y fue iluminador poder conocer del tema desde su punto de vista, como nieta y bisnieta de sobrevivientes al Holocausto. Quizás por eso también le fue mal a la película, ya no hay paciencia para este tipo de historias ‘románticas’ o ‘políticamente correctas’. No hubo nazi bueno. Fin.

 

 

Mood of the Day
Soo Jung lleva diez años en una relación que ya no tiene chispa. En un viaje de trabajo a Busan, conoce a Kim Jae Hyun (Yoo Yeon Seok), quien le pide pasar la noche con él, sin ataduras. Ella lo rechaza pero sigue encontrándose con él y así comienzan a conocerse.

Busqué esta película porque me encanta el protagonista, a quien vi en Romantic Doctor, Teacher Kim y me gusta mucho ahí. Quería ver alguna otra cosa de él y di con esta película que tenía los subtítulos más mal hechos del planeta. Por lo mismo, me costó entender al principio cómo era la relación de la protagonista con su novio pero ya después da lo mismo porque la historia va de la relación entre estas dos personas, una que lleva mucho tiempo en una relación seria y comprometida; y otra, que tiene más experiencia en relaciones pasajeras o de una noche.

Es una película muy liviana pero no por eso mala. La encontré simpática, rápida, amena, no me di ni cuenta cuando ya estaba terminando. Me gusta mucho Yoo Yeon Seok (ya lo dije, si sé, pero es que me gusta mucho po!) y en cine hay menos censura que en televisión así que gracias por eso. 🙂 Si buscan comedia romántica bonita, se las recomiendo. La encontré en estrenosdoramas pero espero que esté en otra parte con mejores subtítulos, de verdad eran horribles jaja.

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s