5 Apps de Juegos (que uso regularmente)

Cuando hablé de las Aplicaciones que son necesarias para sobrevivir, llegaron varios comentarios sobre juegos. Ustedes no tienen paciencia. Si ya venía el post dedicado al entretenimiento, el ocio, la motricidad fina, etc.

Yo tengo iPhone así que no sé si estas aplicaciones están disponibles para otros sistemas o dispositivos, pero los invito a buscarlas por si acaso, porque son entretes.

NOTA: A mi me gustan los juegos ñoños que me distraigan y sean algo difíciles de jugar. Eso de ganar a cada rato lo encuentro fome.


05. Flower Mini

Este juego es lindo. La idea es ir uniendo las flores del mismo tipo, hasta crear grupos de mínimo tres flores para que desaparezcan y no se llene el tablero. Cada vez que sacas flores, eso sí, aparecen otras y, a medida que va avanzando el juego, la cantidad de flores que aparecen es mucho mayor a la que vas sacando y van quedando menos espacios disponibles y AJSASHKH. Entretenido.

04. Shape Shift

Este es parecido al de las flores, pero con figuras geométricas. Aquí el tablero aparece lleno y lo que tienes que hacer es ir juntando las figuras que son iguales, siempre con un mínimo de tres, para que desaparezcan y ganes puntos. Mientras más figuras hagas, mejor. La idea es ir reemplazando figuras y colores, rápidamente también porque después aparecen bombas de tiempo y hay que destruirlas primero. Lo chori es cuando tienes 4 bombas al mismo tiempo y no te alcanzan los dedos para desactivarlas todas. Adrenalínico.

03. Smack Gugl

Este me encanta pero me pone nerviosa, jaja. ¿Se acuerdan de ese juego de kermese de pegarle al topo? Esto es lo mismo pero en la pantalla. Van apareciendo los monitos y hay que tocarlos con el dedo. La cuestión es que cada vez van apareciendo más y más rápido, y algunos de ellos se multiplican cuando los tocas o, peor, hay que tocarlos más de una vez para que desaparezcan! Creo que nunca he pasado del nivel 6, porque va muy rápido y porque ya en el nivel 4 no siento mis deditos. Pero de que es entretenido, es entretenido.

02. Bejeweled Diamond Mine

Bejeweled es mi juego favorito de la vida, por eso le dediqué su propio post y por eso llevo años jugando distintas versiones. Ahora encontré esta, la Dimond Mine, y me fascina. La idea es siempre la misma, juntar al menos tres diamantes iguales para que desaparezcan del tablero y así ir ganando puntos. En esta versión, eso sí, hay que hacer explotar las de más abajo primero para así ir cavando la cueva, porque los metros de profundidad importan. Lo choro es que aparecen hartos diamantes especiales para que todo explote con cuática y, mientras más caves, más segundos extras te dan y por Dios que se agradecen los segundos extras. Me gusta que sea más de un minuto y me gusta que sea hiper explosivo.
01. Draw Something

La última obsesión. Draw Something le hace honor a su nombre. Básicamente, la idea es dibujar algo y que la otra persona lo adivine, dibuje algo y que tu adivines. Y así por toda la eternidaaaad. Yo no sé dibujar, lo hago pésimo, pero nunca traté de dibujar tampoco. Ahora que juego a esta cuestión me doy cuenta que TAN mal no estoy porque igual me entienden los dibujos y eso me sube el ego. Creo que lo más entretenido es que puedes Jugar con tus amigos de facebook o twitter, entonces hay ciertos conceptos que se comparten y que hacen más fácil a la hora de dibujar; hay códigos que compartimos con ciertas personas y poder echarles mano es top.

¿Qué juegos prefieren ustedes? Recomiéndenme alguno, prometo probarlo.

Juego: Bachillerato

Este post va con nostalgia. Hace aaaaaaaños que nadie quiere jugar Bachillerato conmigo y me da una pena atroz. Siempre fue mi juego favorito para cuando fuera: vacaciones, el colegio, ratos libres, viajes en bus.

Para esas almas jóvenes que me leen y que no conocen el Bachillerato (les debería dar verguenza), era tan simple como sacar una hoja del cuaderno y buscar un lápiz bueno; hacer una grilla y decidir las categorías. Generalmente,sobre todo si uno jugaba con la mamá o alguien de otra generación, se usaba una como esta:

Si ibas a jugar con amigos, primos, gente de tu edad, ya se ponía mejor la cosa y podías agregar categorías como juegos, programas de televisión, canciones, bandas, películas y otras tantas que se te podían ocurrir. Si eras súper astuto y anotabas una palabra que nadie más tenía, te llevabas todo el puntaje; si no se te ocurría nada novedoso y tenías la palabra repetida con alguien más, se dividían el puntaje. Ay, cómo amaba este juego.

¿Por qué ya nadie juega conmigo? Porque estoy rodeada de gente fome. Y porque les da lata jugar conmigo porque escribo muy rápido entonces obvio que voy a ganar. ¿Acaso el punto no es jugar y pasarlo bien? AH?! (Soy tan Hufflepuff a veces). Pero en serio, no es eso lo entretenido. O sea, yo igual juego Monopoly si hay quórum y me carga comprar y vender cosas. O juegos de cartas y soy nula con los números. Gente poco solidaria.

La última vez que jugué Bachillerato fue en Canadá. La familia con la que pasé Año Nuevo tenía decenas de cajas con juegos de mesa y como era invierno, Navidad, jugábamos todas las noches antes de cenar a algo distinto. Ahí conocí juegos entretes que ya les comentaré. La cuestión es que la versión gringa del Bachillerato es bien top:

Se juega con una pirinola que tiene símbolos y otra que tiene letras. Así que nada de intentar hacer trampa recitando el abecedario bien rápido o ultra lento para que salga la A. Acá la pirinola te da la letra y el nivel de las categorías que tienes que revisar para completar tu cartón. Además, las categorías vienen impresas en unas tarjetas y son más diversas que las que uno jugaba cuando chico. Yo tenía que jugarlo en inglés y a veces había categorías que no entendía o de las que de verdad no sabía nada, pero jugué igual porque soy buena onda. ¿Ven?

Creo, y es un creo bien grande, que venden el Scatergories aquí, en Chile. Quizás hicieron una versión traducida del gringo o una versión española directa, no sé, pero me da la impresión de haber visto la caja alguna vez en la sección de juegos (sí, voy a la sección de juegos bien seguido porque me encantan los juegos de mesa y por mí tuvierse 500 pero para qué si nadie juega conmigo, forever alone).

Eso les quería contar. De cómo extraño jugar Bachillerato. Más que nunca ahora que una podría jugar Bachillerato de Harry Potter, por ejemplo, o de otra serie/libro, inventar categorías especiales y ver quién es el más fan. Si al final la cuestión no era quien escribía más rápido, sino que a quien se le ocurría más rápido la respuesta. Pucha que sería entretenido! Obligada a seguir jugando Solitario.

Juegos: Bejeweled

Este puede ser, fácilmente, mi juego favorito. Me encantan los juegos con gemas y Bejeweled es como el original. La idea es ir juntando las gemas de igual color, en tríos, así desaparecen y el tablero se va moviendo y uno va ganando puntos. Como es hiper fácil, pongo música, me vuelo y juego por horas y horas.

Claro que ahora hay como quinientos mil juegos tipo Bejeweled, algunos te dan sólo un minuto para sacar la mayor cantidad de gemas posibles del tablero; otros terminan cuando se acaban las movidas posibles (esos los odio); en otros no hay tiempo ni movidas finitas entonces te puedes relajar juntando las gemitas sin darte cuenta del tiempo.

A medida que avanzas de nivel se va poniendo más difícil la cosa, pero también van apareciendo ayuditas. Bombas, súper explosiones, si juntas 4 o más gemas (en vez de las tres típicas) también haces supergemas y más puntos y yay.

En google puedes encontrar las versiones clásicas y otras más elaboradas o más chistosas. Ayer encontré uno que era la misma idea pero en vez de gemas, eran bichos onda infecciones, entonces tenías que deshacerte de los virus para poder sanarte o algo así. No lo bajé porque había que pagar, bu.

Me gustan las que son como puzzle o Challenge, donde hay que ir pasando etapas y además de ganar puntos, ganas medallas o tótems o qué se yo, alas! Todo depende del juego que elijas. En este link súper top (es español) que encontré, hay hartas opciones para jugar online y puedes bajar algunos al computador también o al teléfono.

Igual que con el MahJong, del que hablé la semana pasada, me gustan los juegos que no necesiten mucho pensamiento porque me gusta jugar para distraerme, poder escuchar música tranquila o ponerme a cantar sin tener que poner mucha atención a la pantalla. Los Bejeweled son mis favoritos por lo mismo, súper poca ciencia pero harta entretención.