Actrices: Romola Garai

Ya se habrán dado cuenta que casi todos mis actores y actrices favoritos son ingleses, ahora van a empezar a notar que también son poco conocidos. Quizás los han visto en un montón de cosas pero no conocen sus nombres y aquí vengo yo a contarles sobre ellos para que revisen sus películas porque hay que compartir lo bueno, no?

La actriz de esta semana es Romola Garai. Esta actriz nació en Hong Kong en 1982, pero se crió en Londres.

Si ustedes vieron la segunda parte de Dirty Dancing, entonces ya la conocen, aunque yo no la juzgaría por esa película solamente. Romola ha hecho hartas cosas diferentes para televisión y el cine, aprovechando la estampa con la que Dios la bendijo y su porte para ponerse el corsé bastante seguido.

Mirando la filmografía, me di cuenta de que he visto casi todo lo que ha hecho, empezando por Daniel Deronda, una miniserie para la BBC donde hacía de la enamorada de Hugh Dancy. Como le quedó gustando interpretar a mujeres en vestidos de época, después hizo Nicolas Nickleby con Charlie Hunnam (el de Sons of Anarchy y la Queer as Folk británica).

Lo primero que vi de Romola fue I Capture the Castle, otra de época donde debuta un jovencísimo Henry Cavill y el personaje de Romola se enamora de lo que ella llama “esa cara como de Dios griego”. Quién pensaría que él llegaría a ser Superman. Uff. Aquí Romola se saca la blonda para ponerse vestidos cortos e ir a bailar a Cuba en la segunda parte de Dirty Dancing. No sé para qué hacen estas segundas partes, son siempre horrendas.

Después de hacer un papel pequeño en Vanity Fair con Reese Witherspoon, Romola trabajó con mi querido James McAvoy en esa maravilla que es Rory O’Shea Was Here. Aquí James es Rory, un tipo en silla de ruedas que consigue permiso de la corte para vivir independiente de su familia y Romola es la enfermera que lo cuida a él y a su compañero de cuarto. El rol le dio un vamos enorme a James y también sirvió para poner a Romola en el tapete, para que empezaran a hablar de ella y a darle papeles más protagónicos.

Así llegó a trabajar con Woody Allen en Scoop junto a Hugh Jackman y Scarlett Johanson; con Ioan Gruffud en Amazing Grace, sobre la llegada de un buque inglés a América (¿qué onda los británicos y sus películas en buques? Las aman tanto y a mi me cargan, jaja); y con Michael Fassbender en Angel. Tengo sentimientos encontrados con Angel. Por una parte, creo que es hermoooosa porque amo las películas de época. Los vestidos son lindos, la fotografía es linda, todo es lindo. Fassbender sale lindo. Pero no soporto a Angel, el personaje. Es tan quejumbrosa y wahh y como que la odio. Pero si les gusta Fassbender, deberían verla sí o sí.

Romola se vuelve a juntar, más o menos, con James McAvoy en Atonement (Expiación), donde interpreta a la Briony adolescente, la hermana del personaje de Keira Knightley. Yo leí el libro antes de ver la película y ODIÉ el libro, tuve ganas de tirarlo por la ventana del metro más de dos veces, pero sabía que la película iba a llegar pronto y tenía que terminarlo. Odio a Briony, niña, adolescente y adulta. La odio. Así que fue difícil ver a Romola haciendo de Briony porque LA ODIO. Si sé que lo dije como cuatro veces pero es así de fuerte. Uff. Mire que no dejar a James y Keira ser felices. Spoilers, sorry.

Después de interpretar a Cordelia en la versión televisiva del Rey Lear en 2008, Romola llega a la cima de su carrera (según yo) en Emma. Esta miniserie de 2009 fue otra adaptación del trabajo de Jane Austen, de las muchas que se han hecho en los últimos cinco años. Romola interpreta a Emma, la muchacha pudiente que decide hacer de cupido y empezar a casar a sus conocidos y amigos, dejando de lado su propio futuro. La versión de Gwyneth Paltrow es una película que adoro, pero Romola me ganó. Su Emma es muy diferente a la de Gwyneth, se siente más real (quizás es el acento): se taima, se ríe, es condescendiente, es como la Emma del libro y me encantó. Es una muy buena adaptación del libro.

Tras Emma, vi a Romola en otra miniserie de época, si les dije que le gusta ponerse el corset, The Crimson Petal and The White, donde interpreta a una prostituta en el Londres de 1870. Sugar, su personaje, engatuza a un hombre casado pero termina medio enamorándose, claro, y todo termina en tragedia. El actor principal es Chris O’Dowd, el de The IT Crowd y Bridesmaids. Yo no lo conocía antes de esta película y me encantó.

Lo más nuevo en la filmografía es una miniserie y una película. The Hour es casi la respuesta británica a Mad Men. Es una miniserie sobre el mundo de la televisión en los años 60 y ahí vemos a Romola con las faldas tubo, el color blocking y los labios rojos. Reconozco que vi un episodio y me aburrió, lo mismo que me pasó con Mad Men. Creo que los 60 no son una época de la historia que me interese mucho.

La película es One Day (Siempre el Mismo Día, creo que le pusieron en español). De nuevo, leí el libro antes de ver la película y me encantó porque soy masoquista y me lo lloré entero. Tuve que esperar meses a que llegara la película pero no decepcionó. Aquí Jim Sturgiss y Anne Hathaway son amiguis y la película cuenta cómo se va desarrollando su relación mostrando siempre el mismo día (15 de julio) durante veinte años. El personaje de Romola es Sylvie, la esposa del personaje de Jim, y fue fantástico odiarla un poco.

Las mujeres que elige interpretar Romola tienen siempre esa arista desagradable que hace que a una le cueste conectarse con ellas. Algunas, como Emma, son amorosas y simpáticas, pero en general sus personajes llegan a dar rabia por sus elecciones o reacciones, incluso. Creo que tiene que ver con la personalidad de Romola también, quien ha dicho varias veces que tiene cero interés en Hollywood y en aparecer en películas taquilleras. Tiene trabajo en Inglaterra y con eso le basta. Es medio pesada Romola y por eso me cae bien, porque tiene personalidad, no se hace la tonta y siempre me ha gustado la gente que es original.

Eso sería por hoy. Mañana les voy a hablar de un actor muy cercano a mi corazao (esa onda) y con el cucharón roto escribiré. No quería y lo dilaté pero tengo que incluirlo. Le amo. ¿Quién será? TAN TAN TAAAAAN.

Blogs: Mark Reads / Mark Watches

Hola. Es sábado y como buen sábado después de almuerzo, me toca revisar uno de mis blogs favoritos de la vida: Mark Reads (Mark Lee) y su compañero Mark Watches (Mark Ve). ¿De qué se tratan los blogs? Básicamente de un tipo llamado Mark que lee libros y los va comentando de a un capítulo al día; y que también ve series de televisión y va comentando un episodio al día.

Mark es de California y cuando trabajaba en Buzznet se le ocurrió la maravillosa idea de leer Twilight (Crepúsculo) e ir posteando sus pensamientos sobre el libro pero de a un capítulo al día. El compromiso era leer los cuatro libros y que la gente comentara también sobre cómo Mark iba viviendo esa experiencia. Lo tragicómico fue que Mark odió Twilight como en el capítulo 7 pero tenía que honrar el compromiso y leer los otros libros. Ver a este pobre tipo odiar cada segundo de los libros durante los 9 meses que se demoró en terminarlos fue, de verdad, un parto. La felicidad al terminarlos!! Uff.

Como Mark odió tanto Twilight, la gente que lo leía le recomendó que leyera Harry Potter, haciendo lo mismo: un capítulo al día, los siete libros. Lo entrete es que Mark no sabía mucho de Harry Potter antes de empezar (excepto que era sobre magia, que había un niño que volaba en una escoba – por la portada- y que eran libros muy famosos), y verlo descubrir el mundo mágico con Harry, volver uno a ver los libros a través de sus ojitos inocentes fue maravilloso. Tanto así que una muy reconocida página de fans de HP recomendó el blog de Mark y ahí como que se hizo famoso.

Los fans de Harry Potter se avalanzaron a leer los comentarios de Mark sobre los libros de Harry y sobre Twilight también, convirtiéndolo en una especia de cibercelebridad que ahora hace tours por Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, derrochando buena onda, haciendo lecturas en vivo (que son graciosísimas) y juntándose piolamente con los fans que llegan a sus pequeños eventos a tirar la talla.

Yo conocí a Mark en julio cuando fui a una Conferencia de Harry Potter (sí, soy nerd y fanática y qué). Vi su nombre en el programa y como había estado leyendo sus comentarios sobre Avatar, la serie de Nickleodeon, en su sitio hermano “Mark Watches“, tenía que ir a verlo en vivo. Fue lejos el panel más entretenido al que fui en toda la conferencia. Mark leyó un capítulo (justo mi favorito!) del Prisionero de Azkaban, mientras hacía comentarios extra y pucha que nos reímos. A la salida nos contó que pensaba transformar sus comentarios en libros y venderlos por Internet, total el contenido era entero original, así que además es emprendedor.

Ahora está leyendo El Regreso del Rey, casi terminando porque ya llegaron a Mordor. En Mark Watches está viendo la cuarta temporada de Buffy y la primera de Angel, pero ya ha comentado Firefly (amamos), Doctor Who (recontra-amamos), Battlestar Galactica y Fringe, entre otros.

Me gusta leer a Mark porque es divertido, sí, pero también es analítico y me hace ver cosas en los libros y series que reseña con otros ojos, porque a veces me distraigo y él le pone tanta atención a todo y tira la talla con todo y ama con pasión y odia con más pasión que leerlo es mi momento de relajo del día.

Les recomiendo, si leen en inglés, que sigan a Mark, ya sea en su página donde lee libros o donde ve series. De verdad que no se van a dar cuenta cuando estén muertos de la risa por algún comentario hiper recontra exagerado que se mande o por lo que sufre cuando alguien amenaza a alguno de sus personajes favoritos.

Y, si pueden, compren sus libros. Ya editó los cuatro “Mark lee Crepúsculo”, en inglés, y cuestan como tres dólares. Están en pdf, en epub y en mobi, para Kindle, así que los puedes leer en la plataforma que prefieran. Yo me compré los dos primeros y me reí montones. El primero me lo leí en una tarde. Y de a poco está sacando los “Mark lee Harry Potter”, el primero ya está listo y el segundo también. Se vienen los otros lueguito.

Lean a Mark. No se van a arrepentir. Sólo una advertencia, como ya es chiste en el blog, “están tan nopreparados”.