james00
neverwhereart
maleficent
actor- keeley01
actor - scm00
actor - andrea 05
actor - maggie smith03

Actrices: Maggie Smith

No es sólo porque interpreta a uno de mis personajes favoritos en Harry Potter, no. Me gusta Maggie Smith porque nunca fue mina-mina, pero tenía ese algo que evitaba que uno mirara para otro lado, ganando la atención completa del espectador con esa voz temblorosa, esos ojos medios caídos y un porte real, siempre.

Maggie Smith nació en diciembre de 1934 (Capricornio, con razón es top). Empezó trabajando para la BBC, haciendo los clásicos del teatro: Otelo, Lucha de Titanes, Romeo y Julieta, Mucho Ruido y Pocas Nueces, etc.  Obviamente yo nunca la vi en estas cosas porque las dieron en los 70 y no están disponibles en DVD aún, pero no importa porque igual hay títulos ochenteros donde podemos ver a Maggie Smith en su ya adulta gloria.

Recuerdo que la primera película en la que vi a Maggie Smith fue El Jardín Secreto. Estaba obsesionada con esa película porque, la primera vez que la vi, se me quedó pegada la canción de la fogata. Recuerdo que lloré ene, encontré que la historia era tan linda que hasta conseguí el libro y lo leí, debe haber sido de los primeros libros que leí por gusto y después de ver algo en la televisión. Aquí Maggie hace de la institutriz, la mujer pesada que no quiere que los niños jueguen ni se rían pero que, en el fondo, tiene corazón de abuelita.

Después la vi en Hook, donde hacía de la Wendy viejita. En realidad no me acordaba que ella había sido la Wendy adulta porque me cargó Hook y desde que la vi en 1993, nunca he vuelto a verla. No me gustan los piratas y esta película era eterna, mucho  blablá y no. Fome, fome, fome.


Aquí la recuerdo en Cambio de Hábito (Sister Act) donde era la Madre Superiora. Pucha que me reí con estas películas y las daban siempre en la televisión entonces nos sentábamos la familia completa a verlas, eran muy entretenidas. Nuevamente, Maggie era la voz de la razón y la conciencia, bien seria y pesada, pero al final mostraba que no estaba hecha de piedra. ¿Será que le daban esos papeles porque era británica? No sé, pero le funcionaban.

Siempre recuerdo a Smith en papeles secundarios de películas muy buenas: Richard III, The First Wives Club (era entretenida!), The Last September, David Copperfield (con un Daniel Radcliffe jovencito jovencito!), Gosford Park y The Divine Secrets of the Ya-Ya Sisterhood, entre muchas, muchas otras.

Hasta que llega Harry Potter y la Piedra Filosofal, donde se pone el traje de bruja y nos encanta haciendo de Minerva McGonagall, la profesora de Transfiguración y segunda al mando en Hogwarts. Amo a McGonagall desde lo profundo de mi ser, en los libros y en la película. Quizás tiene que ver con tanta historia que he leído, donde siempre McGonagall salva el día porque es topísima. Me gusta el toque medio fangirl que Maggie Smith le dio al personaje en las películas. En los libros, McGonagall es aperrada y fanática, pero siempre parca también, en cambio en las películas tiene un aire de diversión y es hasta un poco medio distraída, y eso la hace graciosa, más cercana y me dan ganas de abrazarla, la adoro.

Entre Harry Potter y Harry Potter, Maggie aparecía en otras películas: Ladies in Lavender (con Judi Dench y Daniel Brühl), Becoming Jane (con mi adorado James McAvoy), y Nanny McPhee 2 (que no he visto pero quiero, me gustó mucho la uno, considerando que sale Colin Firth y ya saben lo que pienso de Colin Firth, uff).

Maggie Smith tuvo que dejar de trabajar por un tiempo por un cáncer que la afectó. Adelgazó mucho y estuvo grave. Casi nos quedamos sin McGonagall pero pudo recuperarse y justo a tiempo para interpretar a Lady Violet Crawley, la matriarca en Downton Abbey. Qué personaje más fantástico. Reconozco que amé la primera temporada de la serie y mi personaje favorito era Lady Violet (porque todo se fue al carajo en la segunda temporada). Es tan divertida, muy parecida a McGonagall, pero lo que mi querida Minerva hace por convicción, Violet lo hace por ignorancia. Claro, Minerva tiene la ventaja en un mundo donde los humanos no tienen idea que hay magos; mientras que Violet se enfrenta al despertar de un mundo moderno, donde la electricidad y los teléfonos comienzan a masificarse y ella se niega a pasar por el cambio. Es insufrible.

Ahora que ya no hay más Harry Potter (un minuto de silencio), no sé qué más va a hacer Maggie Smith, pero sé que no importa qué tipo de película o serie haga, yo la veré, porque es una actriz formidable. Si un proyecto tiene en sus filas a Maggie, la calidad está asegurada, al menos en su actuación y eso se agradece. Junto a Judi Dench y Helen Mirren, Maggie Smith conforma el gran triunvirato de la actuación británica. Con título otorgado por la Reina Isabel y todo.